Autor en Google+
Saltar al contenido

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web ASP.NET Core, MVC, Blazor, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript... y lo que venga ;)

15 años online

el blog de José M. Aguilar

Inicio El autor Contactar

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web
ASP.NET Core, MVC, Blazor, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript...

¡Microsoft MVP!
Mostrando entradas con la etiqueta google. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta google. Mostrar todas las entradas
miércoles, 14 de octubre de 2009

No recuerdo cuándo exactamente, debió ser cuando estuve comentando la presentación de esa misteriosa criatura llamada Google Wave, pero al parecer solicité una invitación para probar el producto, y hoy me ha llegado.

Tras seguir el enlace recibido por email, he instalado Chrome Frame, el complemento para Internet Explorer que permite incrustar el navegador Chrome, y ya se puede decir que estoy en la onda ;-)

Google Wave en acción

A ver si un día de estos tengo un rato libre para probarlo en profundidad, por que la verdad es que tengo ganas de comprobar de primera mano si el revuelo que ha levantado Wave en la red está fundado o no. Seguiremos informando al respecto. :-)

Por cierto, tengo ocho invitaciones para otros tantos amigos que quieran probarlo, sólo tenéis que hacerme llegar vuestra dirección de correo electrónico e iré enviando las invitaciones en riguroso orden de llegada.

Uf, ya sólo tengo siete, vais a tener que daros prisa…


Actualizado (15-oct): ya he informado a los afortunados por email, y enviado sus datos a Google Wave, sólo les queda esperar a que les lleguen las invitaciones. Gracias a todos por participar.

Publicado en: Variable not found.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

domingo, 31 de mayo de 2009

No sé si será un cambio en la forma de comunicarse a través de la red, pero sin duda es una idea conceptualmente atractiva: unir en una única plataforma todas las conversaciones que mantenemos sobre Internet… pero entendiendo el término conversación de una forma más amplia de lo habitual.

Mensajes tradicionales frente al concepto Google WavesMensajes de correo, foros, mensajería instantánea, compartición de imágenes y documentos, posts, comentarios en blogs, sus respuestas, twits, intercambio de mensajes vía redes sociales, documentos colaborativos en tiempo real, wikis, juegos… todo cabe en Google Wave, la criatura en la que los hermanos Lars y Jens Rasmussen (famosos por haber creado Google Maps) llevan trabajando más de dos años, y que fue presentada hace unos días en el Google I/O.

Básicamente, Google Wave es la respuesta a una serie de preguntas que se formularon al comienzo del proyecto:

  • ¿cómo sería el correo electrónico si hubiera sido inventado hoy, y no hace más de tres décadas?
  • si en el fondo todo es comunicación, ¿por qué tenemos que diferenciar entre emails, chats, conversaciones o documentos?
  • ¿es posible que un único modelo de comunicaciones sea capaz de unir de forma sencilla los sistemas web que utilizamos hoy?
  • dado que las herramientas de comunicación habituales son meros reflejos digitales de los procesos del mundo analógico (email vs. correo tradicional, mensajería instantánea vs. teléfono…), ¿cómo sería un sistema diseñado para beneficiarse de las capacidades de las redes y ordenadores actuales, en lugar de limitarse a emular los medios no electrónicos?

Pero no penséis que Google Wave sólo es una aplicación más, como GMail o Google Reader, capaz de hacer de forma diferente cosas que ya se podían hacer antes. Se trata de un trío compuesto por tres elementos: producto, plataforma y protocolo:

  • image El producto, que es la aplicación cliente que mostraron en el evento, muy al estilo Google, desde la que se pueden iniciar y gestionar nuestras conversaciones. Se trata de una aplicación HTML5 construida sobre Google Web Toolkit, que todavía sólo está disponible para un grupo reducido de desarrolladores, y que han confirmado que será open source.
  • La plataforma, el conjunto de APIs y especificaciones que permiten integrar Wave en cualquier sistema web, o extenderlo mediante la creación de Robots o Gadgets.
  • El protocolo, Google Wave Federation Protocol, aún en borrador, se encuentra definido en una serie de documentos que detallan su arquitectura, el modelo de datos, las comunicaciones entre clientes y servidores y, en general, toda la información necesaria para que puedan existir distintas implementaciones del servicio. De hecho, el producto de Google será únicamente una implementación de referencia.

Esta nueva forma de colaboración gira en torno a la figura del Wave, que según dicen los entendidos es una mezcla entre una conversación y un documento sobre los que trabajan de forma colaborativa una serie de participantes. Y la verdad, tiene un aire a las conversaciones de GMail, y también a la edición multiusuario de Google Docs, pero va bastante más allá. Un Wave puede contener mensajes, comentarios, anotaciones y elementos más avanzados, como mapas, encuestas, juegos, o tomar datos desde otras aplicaciones y servicios, como blogs, twits, foros, sistemas de seguimiento de errores, y todo integrado dentro de un mismo contexto (la conversación). La cuestión es tener agrupadas todas las comunicaciones relativas a un mismo tema en un único punto.

Además, los participantes no tienen que ser necesariamente humanos, es decir, por ejemplo es posible que en un Wave intervenga un robot que se encargue de ir traduciendo los mensajes al idioma de cada participante, lo cual abre unas posibilidades inimaginables. En el vídeo al que hago referencia abajo hay una demo de Rosy, un robot traductor muy apañado que realiza estas funciones.

Otro aspecto interesante es la facilidad para organizar la información, y me ha gustado mucho la capacidad de temporalizar las conversaciones, de forma que sea posible reproducir la secuencia de aportaciones realizadas al Wave por cada uno de los participantes.

Si tenéis una horita y media libre, y podéis haceros de coca-cola y palomitas, no os perdáis el vídeo de la presentación del producto de mano de sus responsables. Muy divertida y sin duda espectacular. Eso sí, si no domináis el inglés, tendréis que activar vuestro modo de inferencia lingüística, ese que se encarga de rellenar con la imaginación las expresiones que no llegamos a comprender ;-)

Se dice que Wave estará disponible a finales de año. En este momento, lo más que podéis hacer es solicitar que os tengan en consideración cuando lo abran al público.

Enlaces interesantes:

Más enlaces interesantes (en inglés):

Publicado en: Variable not found.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

lunes, 16 de febrero de 2009
Google CodeUna posibilidad interesante que ofrece Google a los desarrolladores es utilizarlo como CDN (red de difusión de contenidos) para las librerías javascript open source más populares. En la práctica, esto quiere decir es que en tus desarrollos web, en lugar de subir a tu servidor las librerías que utilices para scripting, puedes referenciar y usar directamente las que te ofrece esta compañía en sus servidores.

Esto aporta varias ventajas nada despreciables:
  • primero, la descarga de estas librerías será, para el cliente, probablemente más rápida que si las tiene que obtener desde tu servidor a través de internet. Se trata de infraestructura de red de Google, y eso implica unas garantías.

  • segundo, y relacionada con la anterior, si se trata de un sitio web de alto tráfico, la concurrencia permitida seguramente será infinitamente mayor que la que puedas ofrecer en otro servidor.

  • tercero, si el usuario ha visitado previamente otro sitio web que use también la misma librería, se beneficiará del cacheado local de la misma, puesto que su navegador no la descargaría de nuevo. Y en cualquier caso, se estarían aprovechando las optimizaciones de caché de Google.

  • cuarto, no consumes ancho de banda de tu proveedor, aunque éste sea despreciable. Y con despreciable me refiero al ancho de banda, no al proveedor ;-)

  • quinto, puedes utilizar las librerías desde webs alojadas en algún sitio donde no se pueda, o no sea sencillo, subir archivos de scripts, como la plataforma Blogger desde la que escribo.

En este momento se contemplan los siguientes frameworks, en todas las versiones disponibles:
  • jQuery
  • jQuery UI
  • Prototype
  • script_aculo_us
  • MooTools
  • Dojo
  • SWFObject
  • Yahoo! User Interface Library (YUI)

Si ya estás utilizando librerías Ajax de Google (como el API de visualización, o el de Google Maps), y las obtienes mediante el cargador google.load(), también puedes utilizarlo para descargar estos frameworks. Asimismo, puedes hacerlo mediante una referencia directa, del tipo:

<script
src="http://ajax.googleapis.com/ajax/libs/prototype/1.6.0.2/prototype.js">
</script>
 
Ah, y no hay que preocuparse por los cambios de versiones, ni nada parecido. Google se compromete a alojar indefinidamente todas las distribuciones que vayan publicando, así como de incluir actualizaciones conforme aparezcan.

Por último, y para aportar una visión negativa, hay quien opina que se trata de una estrategia más de Google para obtener información sobre la navegación de los usuarios; la ejecución de código procedente de sus servidores posibilitaría la lectura de cookies y datos que podrían ser utilizados para fines distintos de los previstos en tu web. También hay quienes piensan que podría ser una fuente de difusión de código malicioso si alguien consiguiera hackear estos repositorios. Obviamente, tampoco es buena idea utilizar esta opción si vas a trabajar en modo local, sin conexión.

Para más información sobre las formas de descarga y las librerías disponibles, puedes visitar la guía del desarrollador de las Ajax libraries API.


Publicado en: www.variablenotfound.com.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

domingo, 25 de enero de 2009
Ajax API PlaygroundEl pasado miércoles, Ben Lisbakken descubría en el Blog de Google Code el proyecto al que había dedicado el famoso (¿y difunto?) 20% de la jornada laboral en esta compañía: AJAX APIs Playground.

Se trata de un sitio web interactivo en el que se encuentran un total de 170 ejemplos de uso de las siguientes API de Google:
  • API de visualización, que permite a los desarrolladores acceder a datos estructurados y mostrarlos en una gran variedad de formatos, como tablas o gráficos estadísticos.
  • API Ajax para búsquedas, que facilita la incorporación de capacidades de búsqueda de cualquier tipo (páginas, direcciones, multimedia, etc.) en sitios web utilizando javascript.
  • API Ajax de idioma, que nos permite acceder mediante javascript a las herramientas de detección de idioma, traducción y transliteración de Google.
  • API de datos de Blogger, que permite el acceso con Ajax a información sobre blogs, posts y comentarios de esta plataforma de publicación.
  • API de bibliotecas Ajax, la red de distribución de librerías estándar como jQuery, jQuery UI, Prototype, script.aculo.us, MooTools o Dojo.
  • API de Google Maps, con el que podremos integrar Google Maps en nuestras webs y utilizar los servicios de localización y posicionamiento que nos ofrece.
  • API de Google Earth, el cual nos facilita la inclusión del sistema Google Earth en webs, así como la interacción con ellos vía javascript.
  • API Ajax para feeds, un conjunto de funciones que nos permiten obtener feeds de otras páginas sin necesidad de crear proxies de servidor.
  • API de Google Calendar, el interfaz a través del cual podemos crear aplicaciones totalmente integradas con Google Calendar.

Pero, al menos para mí, lo mejor viene ahora: dispone de un editor de código fuente en el que podemos modificar dichos ejemplos, ejecutarlos sobre la marcha e incluso guardar o exportar los cambios que realicemos, por lo que resulta de lo más didáctico y efectivo para hacernos con el manejo de estas potentes herramientas.

Enlace: Ajax API Playground.
Publicado en: www.variablenotfound.com.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

domingo, 30 de marzo de 2008
MundoVía Dirson me entero de que Google ha publicado recientemente el API que permite, a base de Ajax, realizar traducciones de textos entre los idiomas contemplados por la herramienta, más de una decena.

Google nos tiene acostumbrados a implementar APIs muy sencillas de usar, y en este caso no podía ser menos. Para demostrarlo, vamos a crear una página web con un sencillo traductor en Javascript, comentando paso por paso lo que hay que hacer para que podáis adaptarlo a vuestras necesidades.

Paso 1: Incluir el API

La inclusión de las funciones necesarias para realizar la traducción es muy sencilla. Basta con incluir el siguiente código, por ejemplo, en la sección HEAD de la página:
  <script type="text/javascript"
src="http://www.google.com/jsapi">
</script>
<script type="text/javascript">
google.load("language", "1");
</script>
 
El primer bloque descarga a cliente la librería javascript Ajax API Loader, el cargador genérico de librerías Ajax utilizado por Google. Éste se usa en el segundo bloque script para cargar, llamando a la función google.load el API "language" (traductor), en su versión 1 (el segundo parámetro).

Paso 2: Creamos el interfaz

Nuestro traductor será realmente simple. Además, vamos a contemplar un pequeño subconjunto de los idiomas permitidos para no complicar mucho el código, aunque podéis añadir todos los que consideréis necesarios.

El resultado será como el mostrado en la siguiente imagen.

Interfaz del traductor

El código fuente completo lo encontraréis al final del post, por lo que no voy a repetirlo aquí. Simplemente indicar que tendremos un TextArea donde el usuario introducirá el texto a traducir, dos desplegables con los idiomas origen y destino de la traducción, y un botón que iniciará la acción a través del evento onclick. Por último, se reservará una zona en la que insertaremos el resultado de la traducción.

Ah, un detalle interesante: en el desplegable de idiomas de origen se ha creado un elemento en el desplegable "Auto", cuyo valor es un string vacío; esto indicará al motor de traducción que infiera el idioma a partir del texto enviado.

Paso 3: ¡Traducimos!

La pulsación del botón provocará la llamada a la función Onclick(), desde donde se realizará la traducción del texto introducido en el TextArea.

Como podréis observar en el código, en primer lugar obtendremos los valores de los distintos parámetros, el texto a traducir y los idiomas origen y destino, y lo introducimos en variables para facilitar su tratamiento.
  var text    = document.getElementById("text").value;
var srcLang = document.getElementById("srcLang").value;
var dstLang = document.getElementById("dstLang").value;
 
Acto seguido, realizamos la llamada al traductor. El primer parámetro será el texto a traducir, seguido de los idiomas (origen y destino), y por último se introduce la función callback que será invocada cuando finalice la operación; hay que tener en cuenta que la traducción es realizada a través de una llamada asíncrona a los servidores de Google:

google.language.translate(text, srcLang, dstLang, function(result)
{
if (!result.error)
{
var resultado = document.getElementById("result");
resultado.innerHTML = result.translation;
}
else alert(result.error.message);
}
);
 
Como podéis observar, y es quizás lo único extraño que tiene esta instrucción, el callback se ha definido como una función anónima definida en el espacio del mismo parámetro (podéis ver otro ejemplo de este tipo de funciones cuando explicaba cómo añadir funciones con parámetros al evento OnLoad).

Para los queráis jugar con esto directamente, ahí va el código listo para un copiar y pegar.

<html>
<head>
<title>Traductor</title>
<script type="text/javascript" src="http://www.google.com/jsapi"></script>
<script type="text/javascript">
google.load("language", "1");
</script>
</head>

<body>
<textarea id="text" rows="8" cols="40">Hi, how are you?</textarea>
<br />
<button onclick="onClick()">
Traducir</button>
Del idioma
<select id="srcLang">
<option value="">(Auto)</option>
<option value="es">Español</option>
<option value="en">Inglés</option>
<option value="fr">Francés</option>
</select>
Al
<select id="dstLang">
<option value="es">Español</option>
<option value="en">Inglés</option>
<option value="fr">Francés</option>
</select>
<h3>Traducción:</h3>
<div id="result">
(Introduce un texto)
</div>
</body>
<script type="text/javascript">
function onClick()
{
// obtenemos el texto y los idiomas origen y destino
var text = document.getElementById("text").value;
var srcLang = document.getElementById("srcLang").value;
var dstLang = document.getElementById("dstLang").value;

// llamada al traductor
google.language.translate(text, srcLang, dstLang, function(result)
{
if (!result.error)
{
var resultado = document.getElementById("result");
resultado.innerHTML = result.translation;
}
else alert(result.error.message);
}
);
}
</script>
</html>
 


Enlaces: Página oficial de documentación del API

Publicado en: www.variablenotfound.com.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

lunes, 30 de julio de 2007
El pasado miércoles 25 en el blog oficial de Google Analytics publicaban "Notice of Brief Processing Delay", un post donde comentaban que durante el día habría algunos retrasos. No sé si tendrá que ver con esto o con el jolgorio prevacacional, pero me encuentro en mi blog un total de cero visitantes desde hace un par de días... ¡como en los viejos tiempos! :-D

Y aunque sé que es consuelo de tontos, alegra saber que le ocurre a más gente:

En fin, espero al menos que no borren los datos...


Actualización, martes 31 de Julio: ya hay noticias oficiales por parte de Google sobre este retraso:

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

viernes, 6 de octubre de 2006
Pues sí, he decidido dar el salto.

Ya llevaban tiempo recordándome que podía unirme a Blogger Beta y comenzar a disfrutar de sus innumerables ventajas, así que, en un alarde de osadía, me he lanzado.

Y viendo el resultado, parece que ha merecido la pena. Os comento por qué.

Desde el punto de vista visual, es una pasada: las plantillas son mucho más completas, y su contenido fácilmente modificable, aspecto éste bastante complejo en la versión anterior. Incluso hay disponible una opción mediante la cual se accede a una vista de diseño del blog, en la que podemos mover cosas de sitio simplemente arrastrándolas, o modificar su contenido con formularios específicos para cada sección de contenido. De la misma forma, se incluyen utilidades para la selección visual de colores de las distintas áreas, que facilita enormemente esta tarea.

Los post se realizan de la misma forma, si bien se ha incorporado la posibilidad de añadir al mismo la lista de tags (separados por comas) que lo categorizan. Conclusión inmediata: a la m*erda los technorati tags que comencé a introducir hace algunas semanas.

Los post que tenía archivados han pasado sin problema al nuevo formato. Sí es cierto que los comentarios, para los que había incluido recientemente Haloscan, no ha sido capaz de migrarlo (lógico, por otra parte), ni el Blogroll recién estrenado de mi columna derecha. Ya veré cómo vuelvo a poner eso en pie, aunque es posible que, dada las nuevas facilidades, mantenga la lista de enlaces a mano, sin necesidad de utilizar el servicio Bloglines, como venía haciendo.

Nada, que ya soy un Blogger Beta ;-)

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

martes, 5 de septiembre de 2006
Leyendo el blog http://google.dirson.com/index.php sobre noticias de Google en español, llego a una curiosa aplicación que esta compañía ha puesto en marcha, como otras, en fase beta: Google Image Labeler.

Se trata de un juego bastante entretenido, programado con AJAX a tope (como de costumbre en la casa), que está accesible a través de la dirección http://images.google.com/imagelabeler/, aunque de momento sólo en inglés. La mecánica es muy simple: el sistema selecciona al azar un usuario que en ese momento esté conectado, que será nuestro compañero de juego, y a partir de ese momento, irán apareciendo, tanto a él como a nosotros, imágenes que debemos describir sugiriendo etiquetas (labels) que las describirían; cuando alguna de las palabras que enviamos coincide con una de las aportadas por nuestro partner, obtendremos puntos y el sistema pasará a la siguiente imagen. Y así durante 90 segundos.

Esto no pasaría de ser una pequeña curiosidad sin demasiada relevancia, si no fuera por el verdadero objeto del sistema: llenar las bases de datos de información sobre las imágenes, y parece ser que con el único fin de entrenar sus sistemas expertos de reconocimiento automático, los que, según comentan, revolucionarán los motores de búsqueda de imágenes en un plazo relativamente breve.

La idea del etiquetado humano de imágenes no es nueva, ha sido y está siendo utilizada en otros proyectos como el ESP Game, donde a día de hoy se han recogido cerca de 18 millones de etiquetas que son utilizadas en su propio buscador. Sin embargo, esto presenta una importante limitación: la actualización. Cada vez que se registra una nueva imagen es necesario que alguien la etiquete, lo cual no siempre es factible.

Conscientes de este inconveniente, los chicos de Google han debido llegar a la conclusión de que la catalogación de imágenes para facilitar las búsquedas debe ser resuelta en su totalidad de forma automática, es decir, utilizando software. Por ello están adquiriendo compañías especializadas en tratamiento digital de imágenes, haciéndose de aplicaciones existentes y, a veces, desarrollando sus propios sistemas, con objeto de disponer de software capaz de reconocer patrones en imágenes, detectar elementos, textos (no olvidemos el famoso proyecto de OCR en el que también están trabajando), personas u otros objetos en imágenes y siempre sin intervención humana.

La originalidad está en utilizar las palabras obtenidas con el juego simplemente para hacer baterías de pruebas automatizadas que les permitan afinar este software. Genial, ¿no?

Habrá quien se pregunte que cómo de fiables pueden ser las etiquetas teniendo en cuenta la diversidad y anonimato de los jugadores/colaboradores. Y, sin duda, cabe cierto margen de error, aunque pensándolo un poco, el juego está ideado para minimizar estos problemas: la elección aleatoria del compañero o el puntuar (y almacenar) las palabras coincidentes son muestras de ello.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

viernes, 9 de junio de 2006
Esta mañana he recibido un correo electrónico invitándome a probar Google SpreadSheets, el último invento de los laboratorios de esta compañía. Como Googligan convencido, en cuanto he tenido ocasión, he saltado a comprobar cuánto de cierto hay en lo que se ha estado comentando en Internet durante los últimos días.

En la actualidad Google SpreadSheets se publica en forma de test limitado, es decir, se trata de una versión beta (bastante avanzada, todo sea dicho) a la que no se puede acceder sin disponer de una invitación, la cual es posible solicitar desde la misma Web. A mí me ha tardado tres o cuatro días desde el momento en que rellené el formulario de solicitud.

Vale, pero comencemos por el principio: ¿qué es Google Spreadsheets? Podríamos definirlo como una hoja de cálculo completamente on-line, una especie de Excel preparada para funcionar en un navegador, sin necesidad de descargar ni instalar software alguno, y, en principio, de uso gratuito. Pinta bien, ¿eh?

Desde el punto de vista de un usuario habitual de la hoja de cálculo de Microsoft, el primer contacto con la herramienta es impresionante. Estéticamente, muy limpio (se nota que usa Ajax, permítaseme el chiste fácil ;-). El manejo, sencillísimo, y más aún si se ha utilizado Excel, puesto que los mecanismos de interacción son muy similares a los de esta popular aplicación. La velocidad, bastante buena; en las pruebas que he realizado, con hojas de cerca de 2.500 celdas con fórmulas enrevesadillas encadenadas unas a otras, en ningún momento he notado retrasos que pudieran impedir el trabajo con ellas de forma fluida.

En cuanto a las funcionalidades, salvando la ausencia de gráficas, no he echado en falta nada de lo que utiliza habitualmente un usuario de nivel bajo y medio de Excel, entre los que nos encontramos la mayoría: fórmulas, formatos, ordenaciones, e incluso operaciones con archivos. Bien es cierto que no alcanza la gran cantidad de opciones que tiene Excel, pero desde luego, las principales sí que las incorpora.

El almacenamiento se soluciona completamente en el servidor. El usuario no tiene por qué guardar nada en su disco duro, todo quedará almacenado en su carpeta de las máquinas de Google. Respecto a esto, habrá que ver si los usuarios nos podemos acostumbrar a que nuestros archivos se encuentren guardados en Internet, lo que, para un mortal, equivale a decir "no tengo ni idea de dónde están mis ficheros". Por ello, es importante destacar que importa y exporta archivos XLS directamente y, por lo que he podido comprobar, no lo hace nada mal, incluso con fórmulas y formatos relativamente complejos.

Otro detalle que muestra el nivel del producto es su implementación de la idea de trabajo colaborativo, aspecto éste donde destaca sobre sus competidores tradicionales, al menos hasta el próximo movimiento de ficha de Microsoft. Lejos de montar una infraestructura de checkin/checkout o control de versiones, han optado por la comunicación asíncrona. En otras palabras, es perfectamente posible que varias personas se encuentren a un mismo tiempo tocando la misma hoja de cálculo, a la vez que pueden estar comentando la jugada en un pequeño chat integrado en el mismo entorno. De hecho, si una de ellas modifica el contenido de una celda, el resto de participantes verán, en pocos segundos, este cambio reflejado en la hoja sobre la que están trabajando.

Esto, que puede parecer relativamente sencillo en aplicaciones de escritorio, se complica bastante en un entorno desconectado como es la web. Es curioso, mientras se está usando mantiene una conexión activa con un servidor de Google, entiendo que será el canal de recepción de datos y notificaciones:

C:\>netstat find "google"
TCP JMA:2678 05178618550233449.spreadsheets.google.com:http ESTABLISHED


Para los ases del botón derecho del ratón, y más concretamente de la opción "Ver código fuente", sin duda es una decepción. Una página web simple, de unos 3K, que no hace más que referenciar una librería javascript almacenada en un archivo externo de unos 170k, que es en realidad la que hace la magia. Las fuentes están ahí, aunque a la vista de su contenido, deduzco que han sido 'ofuscadas' para dificultar su comprensión, y que gran parte de los procesos se llevan a cabo en servidor, que devuelve el HTML de la porción a actualizar en cada momento.

En fin, en mi opinión, una auténtica maravilla, y una nueva prueba de que Google apuesta por una nueva forma de trabajar, totalmente on-line y basada en Web, como ya lleva demostrando desde hace bastante tiempo.

Y por cierto, dado que uno de los fuertes de Google es el análisis de contenidos para la presentación de publicidad altamente dirigida, ¿aplicarán esta idea a SpreadSheets? Por ejemplo, ¿nos aconsejará entidades bancarias si estamos introduciendo en la hoja de cálculo un plan de tesorería en el que aparecen números rojos? Si estamos consultando un presupuesto de hardware recibido en formato de hoja de cálculo, ¿será capaz de recomendarnos productos similares, o incluso más económicos, que los que estén reflejados en él? La verdad es que las posibilidades son infinitas, tantas como utilidades damos a las hojas de cálculo.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons