Autor en Google+
Saltar al contenido

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web ASP.NET Core, MVC, Blazor, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript... y lo que venga ;)

15 años online

el blog de José M. Aguilar

Inicio El autor Contactar

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web
ASP.NET Core, MVC, Blazor, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript...

¡Microsoft MVP!
Mostrando entradas con la etiqueta rendimiento. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta rendimiento. Mostrar todas las entradas
martes, 10 de marzo de 2020
.NET Core Alguna vez he escuchado, a modo de leyenda urbana, que no era bueno utilizar try/catch porque el mero hecho de usar este tipo de bloque de código afectaba al rendimiento.

La verdad es que de forma intuitiva se puede adivinar que esto no debería ser así. Si no se producen excepciones en un código que tengamos envuelto en un try/catch se debería ejecutar virtualmente a la misma velocidad que si no usáramos este tipo de bloque. Cosa distinta es si producen excepciones: ahí el rendimiento sí se verá seriamente penalizado, pero no es culpa del try/catch sino del propio sistema de gestión de excepciones de .NET.

Pero claro, lo dicho anteriormente es sólo cierto si somos capaces de demostrarlo, así que usaremos nuestro viejo conocido BenchmarkDotnet para desmontar este mito.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

martes, 18 de septiembre de 2018
Tools Los que peinamos ya bastantes canas recordamos con nostalgia aquellas intensas sesiones de programación intentando arañar ciclos de CPU y bytes en nuestro flamante Spectrum para sacar el máximo provecho de, en el mejor de los casos, un Zilog Z80A a 3,5MHz con 48K de memoria RAM. ¡Ah, el maravilloso mundo de las micro-optimizaciones!

Hoy en día, salvo en contadas ocasiones, ha dejado de tener sentido invertir demasiado tiempo en estas labores. Tenemos máquinas potentes, con micros cuya velocidad se mide en GHz capaces de ejecutar bastantes tareas de forma concurrente, y muchos Gigabytes libres de memoria RAM en los que guardar información. Además, los frameworks actuales como .NET permiten despreocuparse de asuntos como la reserva o liberación de memoria porque ya hay sistemas de más bajo nivel que se encargan de eso por nosotros.

Indudablemente es un gran avance, pero esto ha llevado a que, con el tiempo, se nos esté atrofiando ese sentido arácnido que antes nos disparaba las alertas cuando cierto código podía ser optimizado para consumir menos recursos.

En la mayoría de escenarios, y sobre todo cuando trabajamos en entornos empresariales, aplicaciones de escritorio o webs de poca carga, está bien así. Sin embargo, es cierto también que las necesidades han cambiado.

Por ejemplo, ahora creamos frecuentemente aplicaciones mucho más complejas que pueden ser utilizadas a través de Internet por miles de usuarios de forma simultánea y todos ellos esperan respuestas rápidas. Estas aplicaciones se ejecutan en servidores cuyos recursos son compartidos entre todos los usuarios que pueden llegar a tener un coste importante y debemos exprimir al máximo. Aquí, y en otros escenarios similares, es donde aparece de nuevo la necesidad de introducir optimizaciones en el código.

En este post vamos a hacer una introducción al uso de BenchmarkDotNet, una magnífica herramienta que nos permitirá medir el rendimiento de nuestro código .NET para hacerlo más eficiente en términos de uso de procesador y memoria.

Pero antes de empezar, no olvidéis la famosa frase de Donald Knuth:
“Los programadores consumen una gran cantidad de tiempo pensando, o preocupándose, sobre la velocidad de partes no críticas de sus programas, y esos intentos de mejorar la eficiencia tienen posteriormente un gran impacto negativo sobre la facilidad de depuración o mantenimiento. Deberíamos olvidarnos de las pequeñas mejoras de eficiencia, digamos en un 97% de los casos: la optimización prematura es el origen de todos los males. Sin embargo, no debemos dejar pasar la oportunidad de mejorar ese crítico 3% restante”

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

jueves, 27 de septiembre de 2007
Los que vamos evolucionando a la vez que lo hace la plataforma .Net (bueno, unos cuantos pasos por detrás ;-)), a veces se nos hace difícil superar nuestras costumbres y adaptarnos a nuevos métodos o utilidades que, sin duda, vienen para facilitarnos la vida y ofrecen mejores soluciones a problemas comunes que las que utilizamos de forma habitual.

Un ejemplo lo tenemos con los métodos estáticos xxx.Parse(), útiles para convertir de un string a un tipo valor, como puede ser int32 o boolean. Desde el principio de los tiempos usamos, para obtener un entero desde su representación como cadena, construcciones de tipo:
string num = "123";
int i = 0;
try
{
i = int.Parse(num);
}
catch (Exception ex)
{
// TODO: hacer algo...
}

Sin embargo, la llegada de .NET Framework 2.0 supuso la inclusión del método estático TryParse() en la práctica totalidad de tipos primitivos numéricos (en la versión 1.1 sólo existe en el tipo double), cuya forma más simple de utilización (y también más usual) dejaría el bloque try/catch anterior en uno más compacto y legible:

if (!int.TryParse(num, out i))
// TODO: hacer algo...
 
El método TryParse devuelve true si se ha podido realizar la transformación con éxito, dejando en la variable de salida que le indiquemos el valor parseado, en este caso un int.

Sin embargo, además de para evitarnos dolores en las articulaciones de los dedos, existen otros motivos para utilizar xxx.TryParse() en vez de xxx.Parse(): el rendimiento, sobre todo si se prevé que el número de fallos de conversión será relativamente alto en un proceso. De hecho es el método recomendado en la actualidad para realizar estas conversiones.

Según la prueba de rendimiento de TryParse publicada Microsoft, ejecutada sobre su propia plataforma, la utilización de este método aventaja de forma considerable al modelo try-parse-catch. Por ejemplo, realizando varias simulaciones de parsing de enteros sobre un conjunto de 100 cadenas de las cuales 5 son erróneas, el tiempo de proceso llegar a ser mil veces superior usando este último patrón; si asumimos 20 incorrectas (80% de cadenas correctas), el modelo tradicional puede tardar 4.000 veces más que usando TryParse.

Aunque lo normal no es efectuar un gran número de transformaciones de este tipo y esta diferencia de rendimiento podría entenderse despreciable, podría ser un factor a tener en cuenta cuando estas operaciones se realicen en contextos de gran carga de usuarios o concurrencia, como en sitios web de alto tráfico. Ojo pues a esas aplicaciones (o componentes) que hemos tomado de .NET 1.x y estamos reutilizando en las versiones superiores.

Por cierto, todo lo dicho, aunque los ejemplos están codificados en C#, es válido para Visual Basic .NET y cualquier otro lenguaje que compile sobre la plaforma .NET de Microsoft. A ver si un día tengo un rato y compruebo si el comportamiento en Mono es el mismo.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons