Autor en Google+
Saltar al contenido

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web ASP.NET Core, MVC, Blazor, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript... y lo que venga ;)

16 años online

el blog de José M. Aguilar

Inicio El autor Contactar

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web
ASP.NET Core, MVC, Blazor, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript...

¡Microsoft MVP!
Mostrando entradas con la etiqueta interfaces fluidos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta interfaces fluidos. Mostrar todas las entradas
lunes, 21 de septiembre de 2009
Compartir:

A finales del agosto, James Gregory anunció la publicación de la versión 1.0 de Fluent NHibernate, una librería que ofrece una ágil alternativa a los espesos archivos de configuración de NHibernate.

Su API permite configurar desde el código de una aplicación, de forma fluida la mayoría de las veces, los mapeos entre la estructura de una base de datos relacional y el modelo de objetos que utiliza. Así, evitaremos la manipulación de grandes archivos XML, a la vez que podremos beneficiarnos de la validación en tiempo de compilación y, por supuesto, de posibilidades como la refactorización y el intellisense durante el desarrollo.

El siguiente código muestra el mapeo de la entidad Cat con sus propiedades, algunas de ellas con restricciones, y relaciones con otras entidades a uno (References) y a varios (HasMany); el nombre de la tabla y campos en el modelo relacional es el mismo que el de las propiedades, gracias a la convención sobre configuración, lo que permite simplificar código respecto a su equivalente XML:

public class CatMap : ClassMap<Cat>
{
  public CatMap()
  {
    Id(x => x.Id);
    Map(x => x.Name)
      .Length(16)
      .Not.Nullable();
    Map(x => x.Sex);
    References(x => x.Mate);
    HasMany(x => x.Kittens);
  }
}

Como podemos observar, el equivalente XML es mucho más verboso:

<?xml version="1.0" encoding="utf-8" ?>  
<hibernate-mapping xmlns="urn:nhibernate-mapping-2.2"  
  namespace="QuickStart" assembly="QuickStart">  
 
  <class name="Cat" table="Cat">  
    <id name="Id">  
      <generator class="identity" />  
    </id>  
 
    <property name="Name">  
      <column name="Name" length="16" not-null="true" />  
    </property>  
    <property name="Sex" />  
    <many-to-one name="Mate" />  
    <bag name="Kittens">  
      <key column="mother_id" />  
        <one-to-many class="Cat" />  
      </bag>  
  </class>  
</hibernate-mapping>

Otra de las ventajas que aporta es el auto-mapping, que hace utilización intensiva del principio de convención sobre configuración para generar de forma automática mapeos de aquellas entidades que atiendan a unas normas preestablecidas (aunque modificables). El siguiente código muestra la forma tan sencilla de crear los mapeos de todas las entidades definidas en el espacio de nombres MiApp.Entidades, dentro del ensamblado donde se definió la entidad Producto:

var autoMappings = AutoMap.AssemblyOf<Producto>()
  .Where(t => t.Namespace == "MiApp.Entidades");

Además del mapeo objeto-relacional, el software abarca también la configuración del acceso a datos de NHibernate a través de su interfaz de programación. El siguiente código muestra la inicialización de la conexión a una base de datos SQL Server 2005, tomando la cadena de conexión del AppSettings y mapeando automáticamente las entidades que se encuentren definidas en un namespace concreto:
 
var sessionFactory = Fluently.Configure()
    .Database(MsSqlConfiguration.MsSql2005
      .ConnectionString(c => c.FromAppSetting("connectionString"))
    .Mappings(m => m.AutoMappings.Add(
      AutoMap.AssemblyOf<Producto>(type => type.Namspace.EndsWith("Entidades"))))
  .BuildSessionFactory();

Y por último, hay otra característica muy interesante vistas a la realización de pruebas unitarias sobre los mecanismos de persistencia. El código mostrado a continuación crea una instancia de la clase Empleado, la inserta en la base de datos, realiza una lectura de la entidad y la compara con la original, de forma automática:

[Test]
public void EmpleadoMapeaCorrectamente()
{
    new PersistenceSpecification<Empleado>(session)
        .CheckProperty(emp => emp.Id, 1)
        .CheckProperty(emp => emp.Nombre, "José")
        .CheckProperty(emp => emp.Apellidos, "Aguilar")
        .VerifyTheMappings();
}

Más información en la wiki del proyecto. Y las descargas, desde aquí.

Publicado en: Variable not found.

Compartir:
miércoles, 14 de noviembre de 2007
Compartir:
Pues no, esta entrada no trata de los diseños líquidos habituales en el mundo de la maquetación web, aunque podría parecer lo contrario. El término interfaz se utiliza en su acepción relativa a la orientación a objetos, y la fluidez se refiere a la continuidad en el movimiento de instancias entre distintas llamadas a métodos.

En pocas palabras, el uso de interfaces fluidos es un estilo cada vez más frecuente de programación, también llamado a veces "encadenamiento de métodos" (method chaining), que promueve la eliminación de código innecesario y engorroso para la realización de tareas frecuentes, sustituyéndolo por una secuencia natural, intuitiva y fluida de instrucciones que se encadenan de forma casi mágica.

Pero veámoslo con un ejemplo. Y ojo, que aunque lo codificaremos en C#, el concepto es perfectamente válido para otros lenguajes orientados a objetos, salvo por los aspectos sintácticos.

Imaginemos la clase Calculator, con un diseño como el mostrado a la izquierda, que es capaz de mantener un único valor (entero) y que soporta cinco operaciones: Get (para obtener el valor actual de la calculadora), Set (para establecerlo), y Add, Substract y Multiply (para sumarle, restarle y multiplicarle un valor respectivamente).

La forma habitual de operar con esta calculadora para obtener el resultado de un cálculo sería algo parecido a:
  Calculator calc = new Calculator();
calc.Set(0);
calc.Add(10);
calc.Multiply(2);
calc.Subtract(4);
Console.WriteLine("Resultado : " + calc.Get());
 
Como podemos observar, para realizar unas operaciones muy simples hemos necesitado demasiadas líneas de código, y además bastante repetitivas.

Veamos ahora cómo utilizando la técnica de interfaces fluidos podemos dejar este código en:
  Console.WriteLine("Resultado: " +
new Calculator().Set(0).Add(10).Multiply(2)
.Substract(4).Get()
);
 
El truco consiste en hacer que métodos que normalmente no devolverían ningún valor (métodos void, como los de la clase Calculator anterior) retornen referencias hacia el propio objeto, es decir, acaben con un return this;. De esta forma, la llamada a la función podrá ir seguida de otra llamada sobre el mismo objeto, que a su vez lo devolverá para el siguiente y así sucesivamente. Y de ahí el término "fluido": fijaos en el ejemplo anterior como la instancia de Calculator que es retornada por el constructor se utiliza directamente en la llamada Set(0), que a su vez la devuelve y es utilizada por Add(10)... ¿no es eso fluir, aunque el término suene algo poético?

Otro ejemplo, donde se utiliza la misma técnica, pero esta vez combinando instancias de distintas clases (fijaos que nada impide en la mayoría de lenguajes dividir las líneas de código como se muestra, facilitando así la lectura):

new Surface()
.Clear()
.Fill("white")
.CreateText()
.SetMessage("Hi, all!")
.SetColor("blue")
.Draw()
.CreateCircle(100, 100, 10)
.Fill("green")
.Draw()
.Border("red")
.Draw()
 
Este código muestra tres aspectos importantes. Primero, que es posible crear un pseudo-lenguaje de programación utilizando esta técnica, de hecho los fluent interfaces son muy utilizados en los DSL (Lenguajes Específicos de Dominio). En el ejemplo se puede intuir un lenguaje para el dibujo de figuras sobre una superficie.

Segundo, que la devolución de los métodos no tiene por qué limitarse a una única clase. En el código anterior, los métodos CreateText() y CreateCircle() retornan referencias a nuevas instancias de clases que representan estas figuras, que también hacen uso de interfaces fluidos. Los métodos Draw() de ambas retornan de nuevo una referencia a la instancia de la superficie (Surface) sobre la que están dibujando.

Tercero, se deja entrever la dificultad de desarrollar clases que permitan utilizar esta técnica, pues cada método debe devolver una referencia al objeto oportuno para facilitar el encadenamiento con el método posterior. Una elección incorrecta de la clase de devolución hará que la fluidez se rompa.

Finalmente, decir que los interfaces fluidos no son algo nuevo. Hay quien habla de su uso en SmallTalk antes de la década de los noventa (!), aunque el concepto se extendió a partir de la inclusión de una entrada en la Bliki de Martin Fowler comentándolo hace un par de años.

Hay también quien opina que los interfaces fluidos son algo más que el encadenamiento de métodos, que también existe en un código como name.Trim().ToUpper(), pues aporta una interfaz comprensible e intuitiva.

En cualquier caso, hace algún tiempo que esta técnica me llamó la atención y cada vez lo veo utilizado en más ocasiones, especialmente en contextos de frameworks y para implementar DSLs (como Quaere).
Compartir: