Autor en Google+
Saltar al contenido

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web ASP.NET Core, MVC, Blazor, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript... y lo que venga ;)

16 años online

el blog de José M. Aguilar

Inicio El autor Contactar

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web
ASP.NET Core, MVC, Blazor, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript...

¡Microsoft MVP!
miércoles, 20 de enero de 2010
Compartir:
¿Se pierde el Referer al cambiar el location.href? El HTTP Referer es una variable que nos envían los navegadores en cada petición, permitiéndonos conocer de dónde viene el usuario, es decir, la página donde se encontraba el enlace, botón o formulario cuya activación ha provocado el salto a nuestro sitio.

Por ejemplo, si un servidor recibe esta solicitud:

GET / HTTP/1.1
Accept: image/gif, image/jpeg, image/pjpeg, image/pjpeg, (...omitido...), */*
Referer: http://www.google.es/search?hl=es&rls=ig&q=variable&btnG=Buscar&meta=&aq=f&oq=
User-Agent: Mozilla/4.0 (compatible; MSIE 8.0; (...omitido...) )
Accept-Language: es
Accept-Encoding: gzip, deflate
Host: www.variablenotfound.com
Connection: Keep-Alive

analizando el campo Referer se puede determinar de forma muy sencilla que se trata de un usuario que proviene de Google, y que estaba buscando el término “variable”. Esta característica aporta una información, que aunque no es demasiado fiable (se puede alterar y desactivar muy fácilmente),  se utiliza con mucha frecuencia con fines estadísticos, o para adecuar el contenido de la página a las intenciones del usuario.

Sin embargo, como se trata de una característica manejada directamente por el navegador, podemos encontrarnos con que no todos actúan de la misma manera... o en otras palabras, es Internet Explorer es el que actúa de forma diferente al resto ;-)

Si la visita a nuestra página se produce como consecuencia de la ejecución de un script que ha modificado dinámicamente el location.href, o ha invocado a location.replace, Internet Explorer saltará a la nueva dirección, pero no enviará el Referer en los encabezados de la petición, por lo que en el punto de destino no se podrá conocer el origen de la misma.

Por tanto, un código como el siguiente hará que la página editar.asp no pueda conocer desde dónde se le ha referenciado:

<input type="button" value="editar" onclick="location.href='editar.asp';">

Dado que Microsoft todavía está considerando modificar este comportamiento, hay que darle un poco las vueltas para conseguirlo provocando el salto hacia la página de destino sin utilizar los mecanismos citados anteriormente.

Una forma muy ingeniosa que he encontrado se basa en crear dinámicamente un tag <a> con su correspondiente href establecido, y simular la pulsación del mismo invocando al evento click:

function navigateWithReferrer(url) {
   var fakeLink = document.createElement("a");
   if (typeof (fakeLink.click) == 'undefined')
      location.href = url; 
      else {
         fakeLink.href = url;
         document.body.appendChild(fakeLink);
         fakeLink.click();   
      }
}

Visto en: Velocity Reviews
Publicado en: Variable not found
Compartir:
domingo, 17 de enero de 2010
Compartir:
Un truco rápido para poder utilizar el magnífico Fiddler mientras estamos desarrollamos con Visual Studio y utilizando el servidor web integrado. Como habréis comprobado, al ejecutar una solución se inicia el servidor de desarrollo y se abre la ventana apuntando a “localhost:puerto/página”, y dichas peticiones por defecto no son capturadas por esta herramienta.

Aunque existen distintas formas para conseguirlo (algunas de ellas descritas en la propia web del producto), hay una que es realmente sencilla, no hay que configurar nada, y es bastante rápida de activar:

Incluir un punto después de “localhost” en la ventana del navegador cuya sesión vamos a depurar
image

Publicado en: Variable not found.

Compartir:
martes, 12 de enero de 2010
Compartir:
Montar un disco duro virtual .vhd como si fuera un disco físico de nuestra máquina puede resultar muy interesante para acceder a archivos contenidos en el mismo sin necesidad de tener que adjuntarlo a una máquina virtual.

Ya comenté hace unas semanas que en Windows 7 y 2008 esta operación puede hacerse directamente desde la consola de administración de discos del propio sistema operativo, pues es un formato aceptado de forma nativa por éstos. Sin embargo, en equipos corriendo Windows XP ó Vista, el procedimiento se complica un pelín más, puesto que hay que instalar un software que permita al sistema operativo reconocer el archivo .vhd como un disco duro adicional. Veamos cómo conseguirlo.

imageAunque existen otras alternativas, utilizaremos una solución muy sencilla que se distribuye como parte del producto gratuito Virtual Server 2005 R2, que tendremos que descargar desde la web de Microsoft. Obviamente, no instalaremos el producto completo, sólo lo estrictamente necesario para lograr el fin propuesto.

Una vez en nuestro equipo, iniciamos la instalación como habitualmente. Tras aceptar la licencia de uso, sin leerla, faltaría más ;-P, es importante elegir la instalación personalizada e indicar en cada uno de los componentes que no deseamos instalarlo. Bueno, en todos excepto en el llamado “Montaje de VHD”, que es precisamente lo único que nos interesa del producto en este momento.

Una vez completada la instalación, por ejemplo sobre “c:\archivos de programa\microsoft virtual server”, en su interior podremos encontrar una carpeta llamada “Vhdmount” en la que encontraremos la herramienta que andábamos buscando.

La forma de utilizarla, así de sencillo:
vhdmount.exe /p /f "d:\Virtual\JMA.VHD"
A partir de ese momento, el disco duro estará disponible en Mi PC, como si se tratara de un disco físico más. Y cuando queramos desconectarlo,
vhdmount.exe /d "d:\Virtual\JMA.VHD"
Pero si lo que quieres es simplificar aún más esta tarea, David Cervigón aportó hace ya bastante tiempo una solución que añade las órdenes de montado y desmontado al menú contextual del explorador de Windows:
 Montado y desmontado de discos virtuales

Publicado en: Variable not found
Compartir:
lunes, 11 de enero de 2010
Compartir:
Ya iba siendo hora de estrenarme este 2010 y,image como ordena la tradición, el primer post del nuevo año lo reservo para comentar las entradas que han sido más populares a lo largo del año que acabamos de cerrar.

Esta vez voy a introducir una novedad en el análisis, separando los posts que han sido escritos durante este año de otros, creados años anteriores y que todavía gozan de gran popularidad en la red.

Cosecha de 2009

Encabezando el top ten aparece “101 formas de saber que tu proyecto está condenado al fracaso”, una traducción autorizada del original 101 Ways To Know Your Software Project Is Doomed de Max Pool, que enumeraba, en clave de humor, una serie de pistas para saber si un proyecto se estaba precipitando hacia un estrepitoso fracaso.

Seguido de cerca tenemos “ASP.NET MVC: trece preguntas básicas”, un pequeño resumen de cuestiones realizadas muy frecuentemente tras el primer encuentro con el framework, como qué es MVC, qué ventajas tiene sobre Webforms, o si vale la pena pasarse a esta nueva forma de desarrollar aplicaciones web.

En tercer lugar, “Y todavía otras 101 citas célebres del mundo de la informática”, la tercera entrega de un clásico de este blog, con otras ciento una frases recogidas sobre este mundillo. En total, 303 frases, no está mal.

A continuación, el post “jqGrid: Grids espectaculares para ASP.NET MVC, paso a paso” ha demostrado el interés que despierta el uso de este plugin para mostrar y editar datos tabulados en el framework ASP.NET MVC.

En quinta posición tenemos la serie de tres posts “C#: Desmitificando las expresiones lambda” con la que pretendí quitar un poco de misterio a las expresiones lambda, esa fascinante y temida característica de la última hornada de nuestro lenguaje favorito.

En el post “Aspectos a tener en cuenta al crear sitios web públicos” recopilé las opiniones de un hilo de StackOverflow en el que se debatía sobre aquellos aspectos que teníamos que considerar, desde el punto de vista técnico, para crear webs destinadas al público en general, clasificadas por categorías como experiencia de usuario, seguridad, rendimiento, SEO, etc.

En séptima posición, “Plantillas de proyectos ASP.NET MVC 1.0 para NUnit”, donde se describían los pasos para instalar NUnit como framework de pruebas unitarias en proyecto ASP.NET MVC.

La octava posición es para “Indicios de que tu interfaz de usuario fue creado por un programador”, que comentaba y ampliaba el post de Ian Voyce “The 7 signs your UI was created by a programmer” sobre los rastros que dejamos los desarrolladores cuando queremos hacer de diseñador.

En penúltima posición, “Generación de PDF desde .NET usando formularios”, donde describía un truco muy rápido para generar documentos PDF al vuelo, utilizando formularios en el documento y la librería iTextSharp para rellenar su contenido.

En décima posición, “Programadores con producción neta negativa (NNPP)”, post donde comentaba el curioso fenómeno de la existencia de desarrolladores cuyo saldo en las aportaciones a un proyecto resultara negativo, o sea, que el valor de su producción fuera superado por el coste de los errores y defectos que introducían en las aplicaciones.

Cosechas anteriores

En este apartado encontramos los posts que podríamos considerar clásicos en este blog, pero dado que muchos de los lectores acaban de llegar, no está de más comentar su existencia.
Las dos primeras posiciones, un año más como líderes indiscutibles, citados, copiados y pegados hasta la saciedad, “Otras 101 citas célebres del mundo de la informática” y “101 citas célebres del mundo de la informática”.

En tercera posición, “Bordes redondeados en webs (sin esfuerzo) con Nifty Corners Cube”, un post de 2007 donde comentaba el uso de esta librería de scrips para redondear las esquinas de elementos de bloque en páginas web.

Le sigue otra creación de 2007, “Evitar el postback al pulsar un botón en ASP.Net”, donde comentaba distintas formas de hacer que no se lanzara un postback al pulsar un botón incluido en una página ASP.NET, utilizando, por ejemplo, para evitar envíos múltiples de un formulario.

Otro de los grandes clásicos, en “13 Consejos para comentar tu código” comentaba una serie de prácticas destinadas a facilitar la legibilidad en el código fuente.

La sexta posición la ocupan las “32 técnicas de producción de ideas”, un resumen de un post de Neuronilla sobre técnicas destinadas a favorecer la creatividad.

El post “Llamar a servicios web con ASP.NET AJAX paso a paso”, donde se describe detalladamente cómo utilizar ASP.NET AJAX para obtener datos desde un servicio web.

En octava posición, curiosamente, un post sobre el “Escaneo de puertos con idle scan”, una ingeniosa técnica para detectar puertos abiertos en máquinas remotas utilizando un equipo zombie que oculta la identidad del atacante.

“20 desastres famosos relacionados con el software” traducción autorizada por Timm Martin de su serie “20 Famous Software Disasters”, que recogía un buen número de casos en los que fallos relacionados con el software habían tenido consecuencias trágicas.

Por último, “Enviar mensajes con imágenes incrustadas desde .NET”, de la cosecha de 2008, donde se mostraba cómo incrustar archivos de imagen en un mensaje de correo electrónico generado desde una aplicación .NET.

¡¡Feliz 2010!!

Publicado en: Variable not found.
Compartir:
lunes, 28 de diciembre de 2009
Compartir:
Programa para la mejora de la experiencia del usuario Seguro que muchas veces te has preguntado qué es el “programa para la mejora de experiencia de usuario”, esa pantalla que nos aparece desde hace muchos años tras instalar Visual Studio (y otros productos de Microsoft), sugiriéndonos sutilmente que ayudemos a recopilar información del uso que damos a sus servicios y software.

En el encuentro de desarrolladores DevConn4 del pasado diciembre ya se oían rumores sobre el uso que estaban dando a esta información los chicos del laboratorio, y concretamente los investigadores del grupo Information retrieval and management, pero nada que pudiera ser tomado en serio en aquél momento.

El pasado uno de Abril, Dough Seven, Senior Product Manager de Visual Studio Team System en Microsoft, en el marco de las DSL’s Developers Conference, ya dejó caer que en la próxima versión de Visual Studio (la 2010) se introducirían “tecnologías que revolucionarían la forma en la que desarrollamos software e incrementarían la productividad de forma nunca vista”. Ahora, con el tiempo, se entiende que no se refería a nuevas plantillas, componentes o mecanismos de refactorización, se trataba de una pequeña pista de lo que se estaba cociendo en Redmon.

Visual Studio 2010, with Premonisense!Y por fin, cuando ya va quedando menos para lanzamiento oficial de Visual Studio 2010 (estaba previsto para el próximo mes de marzo, aunque ha sido retrasado), es el mismísimo S. Somasegar Vicepresidente Senior de la División de Desarrollo, el que ha desvelado el gran secreto: la tecnología PremoniSense™.

Tras este enigmático nombre se encuentra el resultado de recopilar pautas de comportamiento de decenas de miles de desarrolladores de todo tipo durante más de diez años y procesarlas mediante complejos mecanismos estadísticos e inteligencia artificial. Esto ha permitido desarrollar un motor de inferencia, alojado en la nube, capaz de analizar en tiempo real el uso que hacemos del entorno de desarrollo y adelantarse a nuestras acciones, automatizando gran parte de las tareas habituales de los programadores.

Cómo funciona

El modus operandi es el siguiente: cuando PremoniSense™ detecta un comportamiento conocido, aparece un cuadro describiéndonos cuál es el siguiente paso que vamos a dar en función de lo que hemos hecho hasta el momento; la base de conocimiento de la que obtiene esta información es tan amplia que estadísticamente se estima que el índice de error de sus predicciones el 0,1%, es decir, un fallo de cada 1000 acciones. Pero lo más interesante sin duda es que, dado que conoce perfectamente nuestras intenciones, nos ofrece la posibilidad de hacer el trabajo por nosotros automáticamente.

Áreas de interacción

De momento, esto que veremos en Visual Studio 2010 será únicamente un adelanto, por lo que sólo será posible disfrutar de él en tres áreas de actividad en el proceso de desarrollo de software: la arquitectura de aplicaciones, el desarrollo o implementación, y la calidad del software.

Se prevé que Visual Studio 2012 ya incluirá soporte de PremoniSense™ completo para otras áreas, como la ingeniería de requisitos, el despliegue o el soporte postventa.

Pero bueno, centrándonos en el presente, a continuación describo las áreas en las que esta tecnología estará presente en VS2010, con algunas capturas de pantalla de ejemplo que demuestran la increíble potencia de esta tecnología, que a veces sólo se puede describir con la palabra “magia”.
  • Arquitectura (Architectural PremoniSense™) 
    El motor de inferencia será capaz de detectar, en función del tipo de aplicación que estemos desarrollando, la arquitectura más apropiada a utilizar en cada momento, refactorizando el proyecto para adaptarse a la misma.

    Por ejemplo, si estamos creando una aplicación MVC con servicios de uso genérico será capaz de crear un proyecto independiente WCF capaz de permitir accesos securizados desde el exterior. Si observa que utilizamos procesos basados en flujos de trabajo, será capaz de mover el código a un proyecto independiente implementando dichos procedimientos con Workflow Foundation. Si detecta acceso a datos desde capas no permitidas (p.e., desde controladores en MVC), los trasladará a un proyecto independiente (el típico DAL, o capa de acceso a datos), actualizando las referencias automáticamente.

    Asimismo, será capaz de detectar funcionalidades duplicadas transversales al sistema (por ejemplo, acceso a logs, seguridad, gestión transaccional), extraer sus implementaciones e inyectarlas de nuevo utilizando técnicas propias de la programación orientada a aspectos (AOP), todo de forma automática.

    En teoría, el sistema soporta arquitecturas de hasta 7 capas, con posibilidad de entender y plantear soluciones integrando tecnologías tanto de Microsoft (como Sharepoint, Office, Exchange, WWF, EF, WCF, JASP, WPF, MVC, MVP o HTML) como open source (Rails, PHP, NHibernate, MySQL, Oracle, EJB, FSB, UPNP, ó MRW).
  • Desarrollo (PremoniSense™ for Code)
    El funcionamiento de PremoniSense™ en esta área es conceptualmente muy similar a las ayudas del IDE e incluso al soporte ofrecido desde herramientas externas como Resharper, el objetivo es ayudarnos a codificar más rápidamente y sin errores, pero llevado al extremo. Por citar unos ejemplos, ahí van los que más me han llamado la atención (podéis ver la lista completa en la documentación oficial):

    • Autogeneración de funcionalidades CRUD. Es decir, el sistema detectará cuándo estamos realizando un mantenimiento típico (altas, bajas, modificaciones y consulta) y lo implementará por nosotros. Para ello, analizará la estructura de la base de datos y creará el código más apropiado y correcto según su experiencia acumulada en el tipo de sistema de que se trate.
    • Autoasignación de propiedades. PremoniSense detectará cuándo estamos poblando las propiedades de un objeto y las establecerá por nosotros, determinando de forma automática el origen de la información. Por ejemplo, si estamos ante el clásico bloque de código para traspasar datos desde los campos de un formulario a una entidad, lo detectará y generará el código por nosotros; o en la implementación de un constructor con parámetros, asignará automáticamente los miembros internos coincidan con éstos.
    • PremoniStence, el nombre interno que han dado a lo que vendría a ser un “EF++”, que mantiene sincronizado el mecanismo de persistencia (¡sea cual sea!) con el resto de capas de la aplicación. Esto es realmente espectacular: por ejemplo, si ampliamos el tamaño de un campo de la base de datos, ya no hay que preocuparse por modificar los formularios, pues las propiedades de los controles visuales detectados por el motor se actualizarán de forma automática; o si cambiamos el nombre de una propiedad en una entidad, se actualizará el nombre del campo en la base de datos, e incluso las etiquetas de descripción a nivel de interfaz de usuario. Pero ojo, que no se trata de un mecanismo de binding o mapeo como los existentes en la actualidad, sino de un proceso totalmente automático que nos vigilará continuamente e irá realizando estas tareas de forma silenciosa.
    • Autoimplementación de métodos, que utiliza la gigantesca base de conocimiento acumulado durante años para implementar métodos de forma automática, basándose únicamente en su nombre y signatura (parámetros de entrada y tipo de retorno). Por ejemplo, ya no será necesario implementar más el clásico método “long factorial(long n) ”: él lo hará por nosotros :-))

      Premonisense: auto-implementación de métodosComo puedes comprobar, PremoniSense™ además nos regala la reaparición estelar de nuestro viejo amigo Clippo, esta vez disfrazado de adivino. Al parecer se trata de un guiño de los desarrolladores de Visual Studio al equipo de Office… humor friki, supongo ;-D
    • Simplificación de algoritmos, un mecanismo capaz de replantear el código de métodos complejos, reescribiéndolos de forma más simple y mantenible de forma automática, basándose en los parámetros de entrada, los resultados de salida y el análisis semántico del procedimiento implementado. Internamente se conoce como PremoniKiss, por las iniciales de KISS, el famoso principio para el desarrollo de software que aboga por la simplicidad de las creaciones.
    • En la misma línea, PremoniYagni, un detector prematuro de funcionalidades y características inútiles, que nos alertarán cuando estemos comenzando a introducir en nuestras aplicaciones características que estadísticamente se conoce que no son utilizadas por los usuarios, o estemos entrando en el pantanoso terreno de la sobreingeniería. YAGNI son las iniciales de You ain’t gonna need it (“no vas a necesitarlo”).
    • Detección automática de dominios de aplicación, personalizando su comportamiento para hacer la experiencia de desarrollo más liviana. Así, una vez inferido el dominio del sistema, será capaz de generar automáticamente las entidades de datos, gestores, e incluso lógica de negocio más apropiada, y adaptar sus deducciones, consejos y acciones a dicho dominio.


    Algo realmente interesante de PremoniSense™ for Code es que el código que genera es dinámico, es decir, que es capaz de seguirle el rastro y modificarlo de forma automática cuando se produce algún cambio en las premisas de las que partió en el momento de inferir su generación, manteniéndolo siempre actualizado y correcto.
  • Calidad (PremoniSense™ for Quality)
    PremoniSense™ también está preparado para utilizar su enorme base de conocimiento con objeto de incrementar exponencialmente la calidad de nuestras aplicaciones en varios ámbitos. Por citar algunos:

    • Generador de pruebas unitarias, que utilizará la base de conocimiento para generar por cada clase un set de pruebas de unidad  lo suficientemente extenso como para asegurar que son mayormente correctas. Basado inicialmente en el proyecto Pex de Microsoft Research, incrementa la calidad del código hasta niveles nunca vistos anteriormente, puesto que las pruebas serán generadas teniendo en cuenta el dominio de la aplicación y los fallos que se suelen producir en cada uno.
    • Autodocumentador de diseño, aunque sólo disponible para los poseedores de la próxima suite Office 2010, que creará partiendo de plantillas prediseñadas todo el juego de documentación de diseño de la aplicación, siguiendo los estándares definidos por diversas metodologías (entre las que se encuentra, curiosamente, Métrica 3).
    • Como una extensión del punto anterior, pero que vale la pena destacar de forma independiente, PremoniSense™ será capaz de generar un borrador de manual de usuario del sistema, basándose principalmente en tres factores: el conocimiento del comportamiento de los usuarios acumulado durante años, el interfaz que se haya creado y las funcionalidades implementadas. Obviamente, no nos dará todo el trabajo hecho, pero lo que hasta ahora se trataba de una ardua tarea de redacción se reducirá a un simple repaso y retoque de los textos.
    • Detección de procesos no finitos, que se acerca a la solución del clásico problema de la parada para máquinas de Turing, utilizando el motor estadístico de PremoniSense™ para determinar cuándo los algoritmos empleados en un sistema presentan incorrecciones que le harán entrar en un bucle infinito, antes de que esto se produzca. 

      Detección de procesos no finitos
    • Detección de publicación prematura, se trata de un mecanismo de control sobre la base de código capaz de determinar cuándo un producto está suficientemente maduro para ser publicado (o desplegado a un servidor en producción) en función de su complejidad, número de pruebas funcionales y unitarias realizadas, y la extensa base de experiencias anteriores.
En resumen, que en breve vamos a asistir a lo que será, en mi opinión,  el avance más significativo para los desarrolladores desde la invención del copiar y pegar. Los vídeos que aparecen en el sitio oficial son simplemente espectaculares, no te los pierdas; si quieres pasar unos buenos ratos en estos días de fiesta, puedes descargar este software en la web de Microsoft. Pero ojo, si puedes, ve aumentando tu RAM, que PremoniSense™ se adueñará de 2GB cuando esté en ejecución.

[Actualizado 29/12]
Obviamente la noticia no es real, se trata simplemente de una broma del Día de los Inocentes. Pero molaría que fuera verdad, ¿eh? ;-DD

Publicado en: Variable not found.
Compartir: