Autor en Google+
Saltar al contenido

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web ASP.NET Core, MVC, Blazor, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript... y lo que venga ;)

15 años online

el blog de José M. Aguilar

Inicio El autor Contactar

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web
ASP.NET Core, MVC, Blazor, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript...

¡Microsoft MVP!
Mostrando entradas con la etiqueta blogger. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta blogger. Mostrar todas las entradas
domingo, 22 de marzo de 2009

Windows Live Writer Aunque lamentablemente no me haya dado  demasiada prisa en hacerlo, tenía ganas de probar este producto. Si habéis utilizado alguna vez el interfaz de edición de Blogger, sabréis que no es precisamente una maravilla, y que a veces complica bastante la publicación de entradas en el blog, y máxime cuando se trata de contenidos con formatos especiales, como puede ser código fuente en cualquier lenguaje.

Live Writer es una fantástica aplicación de escritorio desarrollada por Microsoft en el contexto de su iniciativa Live, cuyo objetivo es facilitar la edición y publicación de entradas en blogs y, lo más curioso, compatible con los motores más difundidos del mercado: Blogger, WordPress, LiveSpaces, LiveJournal, TypePad, y un largo etcétera. Y cuando digo compatible, al menos con Blogger, me refiero a realmente compatible, una integración casi perfecta, que hace que la edición de entradas sea una gozada.

Previsualización de la entradaDurante la instalación, Writer nos solicita la introducción de los datos de acceso al blog: la dirección, el usuario y clave. Con esta información, y por supuesto previa confirmación por parte del usuario, crea automáticamente una entrada temporal en el blog que utiliza para tomarla como plantilla, eliminándola unos segundos después. De esta forma, cuando estamos escribiendo, podemos acceder a una previsualización del contenido insertada en sobre dicha plantilla, que nos dará una idea muy aproximada, prácticamente real, del resultado final que obtendremos una vez publiquemos la entrada.

El editor sobre el que escribimos es muy ligero, tiene las opciones justas para poder escribir y dar formato a los textos, siempre de forma visual (el famoso WYSIWYG). Aunque a primera vista puede parecer que se quedará corto, nada más lejos de la realidad; no he echado en falta prácticamente ninguna característica que realmente pudiera hacerme falta durante la escritura: formatos estándar (negritas-cursivas-tachados, subrayados), colores, tablas, alineados, listas, citas,… y siempre generando un código XHTML realmente limpio y muy bien estructurado, a diferencia de otros editores basados en web (como el de Blogger, por ejemplo).

Sólo en casos especiales (por ejemplo, la inclusión de una etiqueta <acronym> para mostrar ayuda sobre el significado de WYSIWYG, o la inclusión de código fuente marcado con <code> son los únicos casos en los que he tenido que salirme del editor visual y acceder a la vista de código fuente XHTML para introducir las etiquetas.

Otro aspecto muy importante es su extensibilidad. Existen un gran número de complementos que pueden instalarse sobre este software para dotarlo de nuevas capacidades no contempladas en el producto base. Por aunque la galería de complementos de Microsoft todavía está a cero no está muy transitada, es fácil encontrar muchos sitios web donde se ofrecen plugins de todo tipo. Por ejemplo, he encontrado uno que a priori puede resultar muy útil, Steve’s Dunn Code Formatter, que permite incluir fácilmente porciones de código formateadas como la siguiente:

try
{
calculate();
// Hard work!
}
catch (Exception ex)
{
Logger.Log(ex.Message);
throw;
}


Pero lo que sin duda más ha llamado mi atención es la gran facilidad para insertar contenidos multimedia, como álbumes de fotos, vídeos, mapas interactivos, y especialmente imágenes, que es lo que más suelo utilizar en mis posts. En este último caso, es sorprendentemente útil la capacidad de Live Writer para abrir imágenes del equipo local o pegarlas directamente desde el portapapeles (por ejemplo capturas de pantalla), ajustarlas al tamaño indicado e incluso agregarle sobre la marcha efectos como sombreados o reflejos (podéis ver ejemplos más arriba). Por fin se acabó el retoque con aplicaciones externas, tener que subir la imagen al servidor, ver cómo queda, retocarla de nuevo, volver a subirla…

Por último, el hecho de tratarse de una herramienta off-line aporta mucha agilidad, y nos brinda la posibilidad de trabajar en modo desconectado, aunque a costa de perder algunas funcionalidades para las que obviamente es necesario disponer de conexión a internet, como la edición de posts ya publicados, almacenados en el blog, o el envío directo de las entradas. En estos casos, el sistema almacena toda la información en local, para que más adelante podamos enviar los cambios realizados.

Ni que decir tiene que este post está completamente escrito sobre Live Writer, e incluso las imágenes las he generado desde la propia herramienta.

En resumen: una maravilla, imprescindible.

Descarga: Microsoft Live Writer

Publicado en: www.variablenotfound.com.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

domingo, 2 de diciembre de 2007
Antiguo diseño de variable not found... ¡hasta nunca!Tras muchas horas de encarnizada batalla contra el sistema de plantillas de blogger, que tiene sus narices, Variable not found estrena imagen. Para mi gusto, un diseño mucho más moderno, limpio, y, sobre todo, alejado de la estética de plantilla estándar que estaba utilizando hasta el momento.

Acepto críticas (constructivas, eso sí ;-)), sugerencias y opiniones.

PD: ¡Gracias, Javi!

Publicado en: Variable Not Found.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

domingo, 30 de septiembre de 2007
El otro día comentábamos en mi empresa que podría ser el momento de incorporar un nuevo desarrollador software en el equipo, de contratar a alguien. Esto, que puede resultar rutinario en grandes compañías, es para los que somos pequeños, un auténtico suplicio.

Experiencias anteriores nos han demostrado que los portales de empleo son útiles cuando se trata de ofertas muy específicas a la que acudirán pocos candidatos. Casos más genéricos, como podría ser la contratación de un desarrollador con cierta experiencia bajo unas condiciones aceptables, provocan una entrada masiva de candidatos que hacen de la selección un proceso imposible... ¿qué pequeña empresa puede preseleccionar con tino de entre una lista de cientos de personas, entrevistar físicamente a decenas de personas y encontrar a su candidato ideal?

Esta masificación es la que hace que tengan mayores probabilidades de éxito aquellos candidatos que destacan de alguna forma sobre el resto. Conocimientos técnicos, habilidades, actitudes... son muchas las características interesantes para las empresas, y algunas de ellas son difíciles de demostrar a priori, y más aún usando el habitual curriculum.

Y es justo aquí donde los blogs pueden jugar un papel fundamental. Si estás buscando empleo, se me ocurren al menos diez razones por las que deberías tener tu propio blog e incluirlo en tu currículum como un activo de alto interés:

1. Demuestras tus conocimientos.
Sí, es cierto que tu título debería hacerlo o al menos ser una pista, pero por desgracia no es así. El mero hecho de poseer una ingeniería, titulación técnica o haber realizado cursos específicos no implica un nivel de conocimientos determinado, pues la mayoría de las veces éste se adquiere con la experiencia o de forma autodidacta.

En un blog puedes demostrar tu nivel de conocimientos en los temas que tratas, tus especialidades, preferencias e inquietudes de forma mucho más directa, detallada y creíble de lo que puedes hacer con un currículum tradicional.

2. Demuestras tu facilidad de aprendizaje
Respecto a esto, siempre digo lo mismo: si piensas que vales lo que sabes, estás muy equivocado. Tus conocimientos de hoy no tienen mucho valor más allá de un par de años. Lo que vales es lo que puedes llegar a aprender, la facilidad con la que te adaptas a los cambios que esta profesión nos regala tan frecuentemente.

Tu blog puede demostrar que tienes una actitud positiva frente al aprendizaje.

3. Demuestras pasión por tu profesión
La pasión por tu profesión, por tu trabajo, esa característica tan demandada en el mundo empresarial, viene incluida casi de serie en el blogger. Resulta imposible imaginar a alguien al que no le guste el mundo del desarrollo de software escribiendo varios posts mensuales comentando las nuevas tecnologías que va descubriendo, trucos o cualquier tema relacionado con ello.

El simple hecho de tener un blog ya es un punto a tu favor.

4. Demuestras tu capacidad de trabajo
Un blogger, salvo excepciones (que seguro que hay), es un trabajador nato. Es importante tener en cuenta que cada post requiere un trabajo considerable, sobre todo cuando se genera contenido propio. Existen asimismo otras tareas, como la lectura de fuentes o la gestión de comentarios que pueden llegar a consumir mucho tiempo y esfuerzo. Esto, además, tiene mucho más mérito cuando se hace por gusto (véase el punto 3).

Obviamente, ser trabajador es una característica muy apreciada por la empresa, y tu blog te ayudará a demostrar que lo eres. ;-D

5. Demuestras rasgos importantes de tu personalidad
En cada post que escribes vas dejando un poco de tí mismo; consecuentemente, si sumas muchos de ellos seguro que podríamos unir tantos trocitos que habría información suficiente para psicoanalizarte en profundidad.

Las características personales de los candidatos son aspectos vitales en un proceso de selección. En el mundo del desarrollo, nadie va a contratar a personas conflictivas, violentas, de posturas radicales o de difícil encaje para el trabajo en equipo.

La imagen que transmites en tu blog puede ayudar a las empresas a hacerse una idea de cómo eres y de cómo no.

6. Demuestras tus habilidades literarias
Aunque a veces sea injustamente considerada la parte más tediosa y poco creativa de nuestra profesión, no olvidemos que una buena parte del trabajo de desarrollador consiste, a distintos niveles, en escribir textos. Pantallas, mensajes, ayudas, documentación de código, documentos técnicos, de diseño, análisis o propuestas son sólo algunos ejemplos de las tareas para las que hay que saber redactar apropiadamente. Las faltas de ortografía, o simplemente una redacción pobre en cualquier entregable, dan muy mala imagen de la persona y empresa que los generan.

Tu blog, aparte de ayudarte a cultivar estas virtudes, demuestra cómo podrías hacerlo en el desempeño de tus tareas como profesional, aportando un plus respecto al resto de candidatos que simplemente presentan un currículum.

7. Fortaleces y demuestras tu capacidad de comunicación
Un blog, aunque pueda parecer lo contrario, no es una herramienta de comunicación unidireccional, una palestra donde recitar monólogos: se escribe, se escucha, se debate, se critica, se comparten conocimientos y experiencia.

Ya en su momento, en el post "Entre 10 y 28 desarrolladores por el precio de uno" comenté que una de las características imprescindibles de un buen desarrollador es la capacidad comunicación bidireccional, pues repercute de forma muy positiva en la productividad del equipo de trabajo donde se ubique. Y, ¿qué es un blog sino un potente medio de comunicación?

Tu blog hace que te comuniques, y demuestra la facilidad que tienes para ello.

8. Demuestras tu experiencia, incluso si no la tienes
Está claro que nadie que busque su primer trabajo tiene experiencia; también es cierto que la experiencia es vital para encontrar empleo... ¿cómo salimos de este círculo sin fin?

Hay personas que sin haber salido todavía al mercado laboral, acumulan ya centenares de horas de vuelo. Suelen ocupar sus ratos libres en investigar, probar, aprender, y a veces pueden llegar a alcanzar niveles de dominio de una tecnología increíbles, y que serían muy valiosos en el mundo empresarial. El problema casi siempre es demostrarlo.

Tu blog puede demostrar la experiencia que tienes como desarrollador, independientemente de si has comenzado o no tu carrera profesional. Y si además participas en proyectos de software libre, mucho mejor.

9. Ganas prestigio
Lo mejor para conseguir un puesto de trabajo son, sin duda, las referencias y recomendaciones facilitadas por personas o entidades de confianza. Sin embargo, en un mundo 2.0 como éste, donde somos los usuarios de la red los que vamos aportando nuestro granito de arena a la inteligencia colectiva, no hay mejor aval que la credibilidad y fidelidad de cientos o miles de individuos repartidos por todo el mundo que, día a día, leen, comentan y citan nuestros posts.

Un blog con contenidos medianamente decentes se va haciendo, a la larga, un hueco en la red, aumentando el prestigio y autoridad de su autor.


10. Y sobre todo, destacar
Destacar sobre el resto de candidatos que, como tú, son ingenieros, técnicos, programadores estupendos o grandes expertos en lenguajes de última generación. Es la distinción lo que puede hacer que triunfes, y especialmente si acabas de terminar tus estudios, momento en el que se lanzan al mercado laboral decenas de jóvenes con currículums prácticamente idénticos.

Incluir el blog en tu currículum provocará, como mínimo, la curiosidad de los responsables de las primeras fases de una selección de personal, que probablemente acudirán a comprobar si eres el candidato apropiado.

En fin, espero que estas reflexiones puedan servir para algo; por un lado, motivar a aquellos que todavía no tienen blog para que se atrevan a empezar, y por otro, para animar a los que ya lo tienen y trabajan duro en él. En cualquier caso, tened por seguro que va a valer la pena.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

lunes, 10 de septiembre de 2007
Hoy seguiremos jugado un poco más con las plantillas de Blogger, y estudiaremos cómo modificar la forma en que este gestor de blogs, sobre el que está montado Variable not found, muestra el mensaje al pie de los posts indicando el número de comentarios de cada entrada, que es bastante soso (al menos en las plantillas por defecto).

Por defecto Blogger nos deja configurar exclusivamente qué texto aparecerá detrás del número de comentarios, es decir, a lo más podríamos hacer que apareciera "3 comentarios, ¡comenta ya!" o mensajes así, pero nunca con lógica dependiente del número, lo cual resulta demasiado lineal y cutre para un blog de renombre como el nuestro ;-)

A lo largo de este post vamos a modificar la plantilla para hacer que se muestre un mensaje cuando no hay ningún comentario, otro distinto cuando hay sólo uno, y otro para el resto de los casos. Esto podríais después complicarlo todo lo que queráis, pero de momento con lo que vamos a ver será suficiente para que podáis empezar a jugar.

En primer lugar he de decir que, al igual que ocurría el otro día cuando tratamos el tema de modificar la forma de aparecer la lista de categorías en Blogger, lo más prudente es hacer una copia de seguridad de la plantilla, pues cualquier paso en falso puede tumbar nuestra bitácora. Por si no viste el post anterior, la forma de hacerlo era accediendo al panel de administración de la herramienta y pulsando el enlace "Descargar plantilla completa" que encontrarás en la pestaña "Plantilla", opción "Edición de HTML".

Una vez realizado el backup, podemos continuar sin peligro.

A continuación, marcamos la casilla "Expandir plantillas de artilugios", que nos permitirá acceder al código fuente completo de los Widgets, que son los elementos, bloques o controles que componen la interfaz de Blogger.

Una vez marcada esta casilla, podemos desplazarnos sobre el texto y buscar una porción de código similar a este, donde se ve claramente el comportamiento por defecto del gestor a la hora de mostrar el número de comentarios de una entrada:
  <b:if cond='data:post.numComments == 1'>
1 <data:commentLabel/>:
<b:else/>
<data:post.numComments/> <data:commentLabelPlural/>:
</b:if>


A simple vista se entiende el comportamiento por defecto del sistema, ¿no? Fijaos que se distingue cuando hay un único comentario para poner la etiqueta en singular, mientras que en resto de casos es en plural.

Si escudriñáis en el código de la plantilla, detectaréis que hay dos puntos donde aparece una porción similar. Uno de ellos es para indicar la presentación en la página principal de vuestro Blog, donde aparece la lista de los últimos posts; el otro es para la página individual de cada post. A efectos prácticos, lo que quiere decir es que podemos establecer reglas diferentes para cada caso, aunque por simplificar un poco el ejemplo no lo haremos aquí.

Pues bien, vamos a modificarlo ligeramente para animar al lector a participar en el blog con sus comentarios. Por cierto, no me gusta mucho moverme en el interior del textarea de Blogger. Prefiero llevarme el código a un editor de texto de mi equipo, y desde ahí manipularlo todo lo que quiera. Una vez he acabado de hacer los cambios, copio y pego sobre el cuadro de edición y listo; o si lo he salvado a mi disco, también podría subirse usando la opción de cargar o subir la plantilla disponible en la parte superior de la pantalla.

En cualquier caso, el nuevo código a incluir sería:
<b:if cond='data:post.numComments == 1'>
Ya hay 1 comentario, ¡participa!
<b:else />
<b:if cond='data:post.numComments == 0'>
No hay comentarios. ¡Sé el primero!
<b:else />
<data:post.numComments/> <data:commentLabelPlural/>:
</b:if>
</b:if>

Como se puede comprobar, si sólo hay un comentario lo indicamos y hacemos un llamamiento directo a la participación del usuario. Si no hay comentario alguno, animamos a ser el primero en comentar, y en el resto de los casos, hacemos como siempre.

Vamos, que ya no hay excusa para que en tu blog no haya participación. ;-D

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

jueves, 6 de septiembre de 2007
Visitando algunos blogs, me he fijado que aquellos que usamos Blogger sufrimos un pequeño problemilla a la hora de presentar la lista con las etiquetas principales de nuestros posts: mostramos todos los tags, por insignificantes que hayan sido, aunque sólo los hayamos tocado de refilón.

Personalmente, creo que la lista de etiquetas aportan una forma rápida y clara de ver de qué trata principalmente nuestro blog, y no es muy positivo tener una lista interminable de tags, la mayoría de ellos con una única entrada asociada.

Aunque Blogger permite dos formas de verlas, en orden alfabético o según su frecuencia, el resultado es igual de terrible. En el primer caso se entremezclan los tags significativos con los que no lo son; en el segundo, la lista de etiquetas importantes vendría seguida de la lista de tags sin peso, que alargan y hacen más pesada la página innecesariamente.

Sin embargo, el potente sistema de plantilla de Blogger permite "retocar" de forma sencilla este comportamiento. En este caso, vamos a hacer que sólo aparezcan en esta lista los tags que tengan más de una entrada, aunque de la misma manera podríamos hacerlo para incorporar otras lógicas más o menos complejas.

Vamos a ver cómo se hace.

En primer lugar, debemos acceder, desde el panel de Blogger a la opción "Plantilla", seleccionando la subopción "Edición HTML".

Importante antes de seguir: si no lo has hecho ya, no vendría mal realizar una copia de seguridad de tu plantilla actual. Puedes hacerlo simplemente pulsando el enlace "Descargar plantilla completa" que encontrarás en la zona superior de la página. De esta forma, si metes la pata podrás volver a dejarlo todo como estaba. :-)

Ahora, fíjate que aparece un cuadro de edición con el código fuente de la plantilla, aunque debes marcar la casilla "Expandir plantillas de artilugios" para tener acceso a las zonas que necesitamos retocar.

Como ayuda, si os es incómodo manipular el texto sobre el cuadro de edición de la web, podéis copiarlo y pegarlo en vuestro editor favorito. Una vez hechas las modificaciones en el código, se vuelve a pegar sobre Blogger y listo.

El siguiente paso es buscar un texto parecido al siguiente (en mi caso está casi al final del código fuente). Puede no ser igual, pero sí que debe ser muy parecido a:


<b:widget id='Label1' locked='false' title='Categorías' type='Label'>
<b:includable id='main'>
<b:if cond='data:title'>
<h2><data:title/></h2>
</b:if>
<div class='widget-content'>
<ul>
<b:loop values='data:labels' var='label'>
<li>
<b:if cond='data:blog.url == data:label.url'>
<data:label.name/>
<b:else/>
<a expr:href='data:label.url'><data:label.name/></a>
</b:if>
(<data:label.count/>)
</li>
</b:loop>
</ul>
<b:include name='quickedit'/>
</div>
</b:includable>
</b:widget>


A simple vista, se entiende que se trata del Widget (en mi caso su título es "Categorías") que muestra las etiquetas de los posts del blog, iterando sobre el conjunto de labels registrados (loop sobre data:labels), y montando una lista (ul) donde en cada elemento (li) se dibuja la etiqueta (label.name) y el número de veces que aparece (label.count).

Por tanto, lo que queremos hacer es realmente sencillo. Vamos a incluir en el interior del bucle un condicional que realice estas tareas sólo si el número de veces que se utiliza una etiqueta (label.count) es mayor de uno. El resultado, con el nuevo código resaltado es el siguiente:


<b:widget id='Label1' locked='false' title='Categorías' type='Label'>
<b:includable id='main'>
<b:if cond='data:title'>
<h2><data:title/></h2>
</b:if>
<div class='widget-content'>
<ul>
<b:loop values='data:labels' var='label'>
<b:if cond='data:label.count > 1'>
<li>
<b:if cond='data:blog.url == data:label.url'>
<data:label.name/>
<b:else/>
<a expr:href='data:label.url'><data:label.name/></a>
</b:if>
(<data:label.count/>)
</li>
</b:if>
</b:loop>
</ul>
<b:include name='quickedit'/>
</div>
</b:includable>
</b:widget>


Una vez realizado este cambio, podéis previsualizar el resultado usando el botón de "vista previa", y una vez esté todo a vuestro gusto podéis guardarla, pasando desde ese momento a estar activa. Si os aparece algún problema a la hora de previsualizar es posible que hayáis olvidado algún carácter a la hora de copiar y pegar el código: revisadlo detalladamente y seguro que solucionáis el problema. Si, a pesar de todo la cosa se os pone fea, volved a cargar la plantilla que habéis salvado previamente y todo volverá a su estado inicial.

El resultado podéis verlo a la derecha: mi lista de categorías sólo muestra aquellas que tienen más de una entrada. :-)

Espero que os sea de utilidad, o al menos de inspiración para hacer vuestros propios ajustes de Blogger.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons