Autor en Google+
Saltar al contenido

Variable not found. Artículos, noticias, curiosidades, reflexiones... sobre el mundo del desarrollo de software, internet, u otros temas relacionados con la tecnología. C#, ASP.NET, ASP.NET MVC, HTML, Javascript, CSS, jQuery, Ajax, VB.NET, componentes, herramientas...

el blog de José M. Aguilar

Inicio El autor Contactar

Artículos, noticias, curiosidades, reflexiones... sobre el mundo del desarrollo
de software, internet, u otros temas relacionados con la tecnología

¡Microsoft MVP!
domingo, 29 de octubre de 2006
Hoy he encontrado otro buscador de esos que parecen ir evolucionando hacia la humanización del servicio, Ms. Dewey.

Este, a diferencia de Chacha, del que ya hablaba en un post anterior, no introduce el factor humano en la 'maquinaria' del proceso de búsqueda, sino en el interfaz, y de forma muy espectacular.

Como puede apreciarse en la captura de pantalla, la idea consiste en utilizar a una atractiva señorita como acompañante durante nuestra búsqueda. Pero no, no se trata de una imagen estática: Ms. Dewey se mueve, habla, gasta bromas, se enfada y comenta los resultados de la búsqueda.

Por cierto, algunos truquillos: si se introduce "clone yourself" como criterio de búsqueda, aparecen dos señoritas y charlan un poco. También es curioso ver las cosas que hace y dice cuando esperas un rato sin teclear nada en el buscador. Y está claro que el interfaz se presta bastante a gracias de este tipo (podéis probar a buscar "spam", "video", "soccer"...).

Como curiosidad, aportar que esta muchacha, indio-alemana ella, se llama Janina Gavankar, es actriz, pianista, percusionista y no sé cuántas cosas más.

En fin, la verdad es que como curiosidad no está mal. Demuestra que todavía hay gente por ahí (parece ser que la mismísima Microsoft) intentando aportar algo a este segmento, aparentemente tan trillado, como es el de los buscadores.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

martes, 24 de octubre de 2006
Otra técnica ampliamente utilizada es camuflar en el mensaje las palabras susceptibles de ser interceptadas por filtros antispam en cliente o servidor. Esto viene debido a la aparición de software capaz de determinar, en función del contenido del mensaje, cuándo se trataba de spam.
Conceptualmente es bastante simple: si en el cuerpo de un mensaje aparece la palabra "viagra", ya hay bastantes probabilidades de que se trate de un correo basura; si, además, en el cuerpo aparecen otras expresiones ("barato", "compre ahora", etc.), las probabilidades crecen bastante, ¿está claro, no?

Obviamente, los spammers debieron darse cuenta de este detalle, así que rápidamente dieron con una técnica, simple donde las haya, para esquivar este contratiempo: separar las letras que componen las palabras conflictivas con espacios o caracteres invisibles, de forma que los parsers no pudieran encontrar esas cadenas en el cuerpo de los mensajes.

Así, he encontrado distintas variantes de esta técnica; la primera de ellas se utiliza tanto en mensajes HTML como en texto plano, mientras que las dos siguientes son propias de los mensajes enriquecidos:

  • separar con espacios, es decir, utilizar "V I A G R A" en vez de "viagra", por ejemplo.
  • separar con entidades, como , que generará en pantalla el mismo efecto que el punto anterior, pero con la diferencia de que no puede ser eliminado realizando trimming a los textos. El ejemplo anterior quedaría codificado como "V I A G R A". Obviamente, es bastante más difícil encontrar así un texto que si está incluido directamente en el contenido. Existen gran cantidad de entidades a utilizar cuya visualización no afecta a la lectura del texto, por lo que las posibilidades son muchas.
  • separar con tags, aprovechando que los navegadores o visores de HTML ignorarán las etiquetas desconocidas. Por ejemplo, podríamos usar "V<xx />I<xx />A<xx />G<xx />R<xx />A", lo que complica un poco su detección.
  • separar con otros caracteres, que aunque dificultan algo la lectura por parte del cliente potencial, más la complican para los sistemas de búsqueda de cadenas de texto. Supongamos algo así: V-I-A-G-R-A. Seguimos leyendo Viagra, ¿verdad? ¿Y si decimos V_I_A_G_R_A? ¿O V.I.A.G.R.A? ¿A que hay cientos (miles) de combinaciones?
El próximo día que escriba sobre el tema hablaré de otra técnica simple de camuflaje, la codificación del mensaje.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

miércoles, 11 de octubre de 2006
Toda técnica utilizada por los spammers viene precedida por alguna innovación en las herramientas antispam que dificulta la recepción del mensaje por parte de la víctima.

Por ello, estamos contemplando una auténtica competición entre ambos bandos, similar a la existente entre los creadores de virus y los fabricantes de antivirus. Si el spammer utiliza una técnica X para colar los mensajes, la técnica Y de los filtradores la contrarresta, lo que hace que los primeros desarrollen el método X+1, que a su vez, será compensado por la tecnología Y+1 de los segundos, y así sucesivamente.

En esta primera entrega veremos la forma más simple de evitar la detección, que, como en la vida misma, es tirar la piedra y esconder la mano.

Desde el principio de los tiempos, el correo basura se envía falseando las direcciones de correo del remitente y la razón es obvia: no descubrir a quien realmente envía los mensajes, acto que, en determinados países, incluso es constitutivo de delito.

¿Y es esto evitable? Difícilmente.

Gracias a la inocencia con que fue diseñado el protocolo SMTP, es perfectamente posible la suplantación del remitente de una forma increíblemente sencilla. Esto es fácilmente comprobable simplemente modificando las propiedades de la cuenta de correo de nuestro cliente favorito (Outlook, Thunderbird...).

Esta característica es aprovechada por los spammers para evitar ser detectados por filtros de tipo 'lista negra', utilizando orígenes de lo más pintorescos: remitentes en blanco, nombres y dominios generados de forma aleatoria, nombres reales pertenecientes a dominios inexistentes, o nombres auténticos dentro de dominios existentes. De esta forma, es absolutamente inviable determinar si un mensaje es spam o no a partir del remitente.

Una variante curiosa es el uso de direcciones pertenecientes al mismo dominio en el que nos encontramos. De hecho, de vez en cuando me llega un email publicitario de uno de mis compañeros de trabajo. En otras palabras, si mi buzón de correo es xxx@yyy.com, puedo recibir spam con un remitente del tipo zzz@yyy.com. Ahora bien, el nombre zzz puede ser real y pertenecer a un usuario que también tienen en sus listas de destinatarios, o bien ser totalmente falso. Hace unos años este pequeño truco hacía que los filtros fueran más compasivos con estos mensajes, sin embargo, hoy en día, que el remitente sea del propio dominio no es tomado como un criterio de veracidad.

Todo eso hace que en los sistemas actuales de filtrado el remitente se tome como un criterio de rechazo, pero nunca de aceptación incondicional de un mensaje.

Por tanto, los métodos actuales de detección de spam están basados, fundamentalmente, en el contenido de los mensajes. El próximo día que postee comentaré unas técnicas básicas para evitar ser detectados.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

viernes, 6 de octubre de 2006
Pues sí, he decidido dar el salto.

Ya llevaban tiempo recordándome que podía unirme a Blogger Beta y comenzar a disfrutar de sus innumerables ventajas, así que, en un alarde de osadía, me he lanzado.

Y viendo el resultado, parece que ha merecido la pena. Os comento por qué.

Desde el punto de vista visual, es una pasada: las plantillas son mucho más completas, y su contenido fácilmente modificable, aspecto éste bastante complejo en la versión anterior. Incluso hay disponible una opción mediante la cual se accede a una vista de diseño del blog, en la que podemos mover cosas de sitio simplemente arrastrándolas, o modificar su contenido con formularios específicos para cada sección de contenido. De la misma forma, se incluyen utilidades para la selección visual de colores de las distintas áreas, que facilita enormemente esta tarea.

Los post se realizan de la misma forma, si bien se ha incorporado la posibilidad de añadir al mismo la lista de tags (separados por comas) que lo categorizan. Conclusión inmediata: a la m*erda los technorati tags que comencé a introducir hace algunas semanas.

Los post que tenía archivados han pasado sin problema al nuevo formato. Sí es cierto que los comentarios, para los que había incluido recientemente Haloscan, no ha sido capaz de migrarlo (lógico, por otra parte), ni el Blogroll recién estrenado de mi columna derecha. Ya veré cómo vuelvo a poner eso en pie, aunque es posible que, dada las nuevas facilidades, mantenga la lista de enlaces a mano, sin necesidad de utilizar el servicio Bloglines, como venía haciendo.

Nada, que ya soy un Blogger Beta ;-)

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

jueves, 5 de octubre de 2006
El post de hace un par de días sobre MicroHobby, el Spectrum y los viejos tiempos (snif! :'-)) ha tenido un interesante efecto colateral. Ya hace tiempo había visto emuladores de mi querido segundo ordenador (el primero fue un ZX81), a los que incluso era posible cargarle los programas de entonces en forma de archivos ROM, pero pensé que probablemente a alguien se le habría ocurrido programar versiones on-line de los mismos.

De esta forma sería posible volver a ponerse a los mandos de todo un ZX de los de entonces, sin necesidad de descargas, instalaciones ni ocupación de disco duro.

Y efectivamente, como en Internet hay de todo, he encontrado un par de ellos reseñables. Probadlos, que no tienen desperdicio:

Interesante para quitarse años de encima, como si fuera una crema correctora. ;-)

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

lunes, 2 de octubre de 2006
Hoy he visto en The Inquirer un post sobre la informática de hace ¡20! años. En 1986 algunos andábamos ya peleando con Basic y ensamblador con el Spectrum, esa pequeña maravilla gracias a la cual entramos en el mundo de la informática.

Resalta, también, el importante papel de la revista MicroHobby, que aunque a los más jóvenes ni siquiera les sonará el nombre, a los veteranos del Sinclair hace que se nos caiga un lagrimón nostálgico. Pues se recoge en el citado post, a través del proyecto MHF (MicroHobby Forever), un grupo de entusiastas ha digitalizado todos los números de esta revista y los han colocado en esta dirección: www.microhobby.org. También podremos encontrar un buscador de contenidos (MHoogle) e incluso descargar el contenido de las cintas que venían con la revista.

Desde luego, Internet no deja de sorprenderme cada día.

Etiquetado como: ::::

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons