Autor en Google+
Saltar al contenido

Variable not found. Artículos, noticias, curiosidades, reflexiones... sobre el mundo del desarrollo de software, internet, u otros temas relacionados con la tecnología. C#, ASP.NET, ASP.NET MVC, HTML, Javascript, CSS, jQuery, Ajax, VB.NET, componentes, herramientas...

el blog de José M. Aguilar

Inicio El autor Contactar

Artículos, noticias, curiosidades, reflexiones... sobre el mundo del desarrollo
de software, internet, u otros temas relacionados con la tecnología

¡Microsoft MVP!
viernes, 24 de noviembre de 2006
Pues eso, ya estoy aquí. Después de una estancia en territorio Marroquí de cinco días, he tenido la ocasión de saborear la enorme alegría de volver a casa. Y es que todos estos viajes acaban resumiéndose en una palabra: "Paliza".

Desde el punto de vista profesional, un éxito. Se han cerrado aspectos de vital importancia para el proyecto, y se han creado nuevos vínculos con el personal "de allí", fundamental para poder continuar trabajando juntos y de forma coordinada.

Durante estos cinco días hemos estado en Casablanca, Kenitra, y Tánger. Las jornadas de reuniones eran amplias, lo cual no ha permitido dedicar mucho tiempo a hacer turismo, sólo una tarde-noche, que nos hemos acercado a un mercado (zoco) en Rabat, la capital del reino, donde hemos podido disfrutar el ambiente mercantil de estos lugares y comprar algunos detallitos.

La opinión del país con la que me he ido es diferente a la que tenía antes de visitarlo, formada únicamente por tópicos y comentarios puntuales de conocidos que habían pasado allí algunos días de vacaciones. Aunque sí, es cierto que las diarreas han tenido su protagonismo en la visita, que hay mucha pobreza y se persigue bastante al forastero con objeto de sacarte algunas perrillas, y que la conducción es en general muy temeraria, pero no es menos cierto es que los marroquíes resultan muy acogedores, con una gran simpatía y educación, y se esfuerzan enormemente en agradar al visitante, que la comida es muy buena, y que las ciudades (al menos las grandes) son muy parecidas a las occidentales.

En fin, ahora toca dormir como un oso, que el fin de semana es corto.
Nos vemos.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

domingo, 19 de noviembre de 2006
Otra de las técnicas favoritas de los spammers es intentar despistar a las herramientas de detección de mensajes no deseados. Conociendo el funcionamiento de éstas, basado principalmente en realizar análisis estadísticos del contenido, es fácil crear mensajes con 'ruido' añadido que inutilicen estas técnicas.

Un ejemplo simplista: en un mensaje con el texto "Vendo Viagra Barato, Paisa", el 25% del contenido hace referencia al conocido medicamento, un 50% contiene palabras relacionadas con la venta, y un 25% restante no está claramente clasificado. Con estas proporciones, podemos asegurar que se trata de un mensaje intentando comercializar este producto.

Sin embargo, si al mensaje anterior le anexamos un capítulo del Quijote, los porcentajes anteriormente obtenidos caerían hasta ser prácticamente nulos, de forma que no podría determinarse con claridad el sentido del mensaje, justo al contrario que antes.

Esto está bien, pero, siguiendo con el ejemplo, ¿cómo colocan un capítulo del Quijote en un mensaje? He observado varias técnicas:

  • la primera, anexándolo sin más. Es decir, después del contenido que pretenden enviar al usuario, algunos retornos de carro, y seguidamente, el capítulo del libro de Cervantes.
  • otra, utilizando texto con el mismo color que el fondo del mensaje. Por ejemplo, texto blanco sobre fondo blanco, De esta forma, el usuario no es consciente ni siquiera de la existencia del mensaje.
  • más, cambiando el tamaño de letra a tamaños de pixel. Así, el usuario puede, a lo sumo, divisar unas leves líneas al final del mensaje publicitario.
  • una combinación de las dos anteriores. Esto no hay quien lo vea.

Ea, seguimos en el próximo post, que ya será después del viaje.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

Ahora sí que me voy. Todo está listo: maleta como para cinco días, portátil repleto de software y tareas pendientes, y mi carpeta marrón de documentación relacionada con el proyecto que tan gentilmente me lleva de excursión.

Sólo me falta por cerrar el transporte desde casa hasta el punto donde estoy citado con el resto de componentes de la visita, que habrá de ser en taxi, y tendré que llamarlo mañana un rato antes de salir.

Nos vemos a la vuelta (¿esto no lo he dicho ya antes?)

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

miércoles, 15 de noviembre de 2006
Pero no, no vengo de Marruecos. Al final se canceló el viaje, y la salida está programada para el próximo lunes 20 de Noviembre.

De momento acabo de librarme de atravesar el estrecho con un temporal de narices, climatológicamente hablando. Todo un alivio para alguien al que no suelen sentar demasiado bien los viajes movidos.

En los pronósticos para el lunes hay diversidad de opiniones, aunque parece que son más los que estiman que será un día nuboso, aunque no apunta lluvia. Todo se verá.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

domingo, 12 de noviembre de 2006
Pues parece ser que el próximo miércoles salgo para Marruecos en misión especial.

Asistiré a una serie de reuniones técnicas donde se decidirá el juego de datos, los procedimientos y los formatos de intercambio de información entre dos sistemas informáticos que están siendo desarrollados, uno por parte del cliente al que representaré en las reuniones y otro por parte de las autoridades Marroquíes. Seguro que va a ser divertido: no hablo nada de Francés y supongo que ellos tampoco hablarán castellano, así que tendremos que recurrir a intérpretes (humanos) o, si se dejan, intentaremos comunicarnos en inglés, en c#, java o como sea.

En cuanto al viaje en sí, la verdad es que a priori no es un lugar por el que sienta especial interés. De hecho, ni siquiera aparecería en mi imaginaria lista de sitios a los que querría ir en vacaciones. Esto hace que sienta cierta inquietud ante la excursión, que supongo que estará motivada por mi desconocimiento total sobre la zona. En otras ocasiones en las que, también por trabajo, he salido del país a Portugal, Holanda o el Reino Unido, más o menos sabía a donde me dirigía; en este caso, sin embargo, no tengo ni idea de cómo será aquello.

En fin, vamos a darle una oportunidad al reino vecino. A la vuelta contaré lo que me ha parecido.

Hasta entonces.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

domingo, 5 de noviembre de 2006
En la línea del post anterior, en el que comentaba distintas técnicas que he observado para camuflar ciertas palabras clave y que no fueran fácilmente detectables por procesos que examinan el texto de los mensajes, he encontrado otra, bastante simple también, que se basa en enviar mensajes en formato HTML en los que se sustituyen los caracteres reales de las palabras a ocultar por sus correspondientes entidades de código numérico.

Es decir, la V mayúscula sería sustituída por V, dado que el 86 es el código ASCII de este carácter. Aplicando esta técnica a la palabra VIAGRA, cuya secuencia ASCII equivalente es {82, 73, 65, 71, 82, 65}, obtendríamos en el cuerpo del mensaje:

VIAGR&#65

Lo cual es algo más difícil de detectar (aunque no mucho, todo sea dicho de paso) por parte de las herramientas de filtrado.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons