Autor en Google+
Saltar al contenido

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web ASP.NET, ASP.NET Core, MVC, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript... y lo que venga ;)

10 años online 🎂

el blog de José M. Aguilar

Inicio El autor Contactar

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web
ASP.NET, ASP.NET Core, MVC, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript...

¡Microsoft MVP!
domingo, 19 de noviembre de 2006
Otra de las técnicas favoritas de los spammers es intentar despistar a las herramientas de detección de mensajes no deseados. Conociendo el funcionamiento de éstas, basado principalmente en realizar análisis estadísticos del contenido, es fácil crear mensajes con 'ruido' añadido que inutilicen estas técnicas.

Un ejemplo simplista: en un mensaje con el texto "Vendo Viagra Barato, Paisa", el 25% del contenido hace referencia al conocido medicamento, un 50% contiene palabras relacionadas con la venta, y un 25% restante no está claramente clasificado. Con estas proporciones, podemos asegurar que se trata de un mensaje intentando comercializar este producto.

Sin embargo, si al mensaje anterior le anexamos un capítulo del Quijote, los porcentajes anteriormente obtenidos caerían hasta ser prácticamente nulos, de forma que no podría determinarse con claridad el sentido del mensaje, justo al contrario que antes.

Esto está bien, pero, siguiendo con el ejemplo, ¿cómo colocan un capítulo del Quijote en un mensaje? He observado varias técnicas:

  • la primera, anexándolo sin más. Es decir, después del contenido que pretenden enviar al usuario, algunos retornos de carro, y seguidamente, el capítulo del libro de Cervantes.
  • otra, utilizando texto con el mismo color que el fondo del mensaje. Por ejemplo, texto blanco sobre fondo blanco, De esta forma, el usuario no es consciente ni siquiera de la existencia del mensaje.
  • más, cambiando el tamaño de letra a tamaños de pixel. Así, el usuario puede, a lo sumo, divisar unas leves líneas al final del mensaje publicitario.
  • una combinación de las dos anteriores. Esto no hay quien lo vea.

Ea, seguimos en el próximo post, que ya será después del viaje.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

Aún no hay comentarios, ¡sé el primero!