Autor en Google+
Saltar al contenido

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web ASP.NET, ASP.NET Core, MVC, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript... y lo que venga ;)

10 años online 🎂

el blog de José M. Aguilar

Inicio El autor Contactar

Artículos, tutoriales, trucos, curiosidades, reflexiones y links sobre programación web
ASP.NET, ASP.NET Core, MVC, SignalR, Entity Framework, C#, Azure, Javascript...

¡Microsoft MVP!
viernes, 24 de noviembre de 2006
Pues eso, ya estoy aquí. Después de una estancia en territorio Marroquí de cinco días, he tenido la ocasión de saborear la enorme alegría de volver a casa. Y es que todos estos viajes acaban resumiéndose en una palabra: "Paliza".

Desde el punto de vista profesional, un éxito. Se han cerrado aspectos de vital importancia para el proyecto, y se han creado nuevos vínculos con el personal "de allí", fundamental para poder continuar trabajando juntos y de forma coordinada.

Durante estos cinco días hemos estado en Casablanca, Kenitra, y Tánger. Las jornadas de reuniones eran amplias, lo cual no ha permitido dedicar mucho tiempo a hacer turismo, sólo una tarde-noche, que nos hemos acercado a un mercado (zoco) en Rabat, la capital del reino, donde hemos podido disfrutar el ambiente mercantil de estos lugares y comprar algunos detallitos.

La opinión del país con la que me he ido es diferente a la que tenía antes de visitarlo, formada únicamente por tópicos y comentarios puntuales de conocidos que habían pasado allí algunos días de vacaciones. Aunque sí, es cierto que las diarreas han tenido su protagonismo en la visita, que hay mucha pobreza y se persigue bastante al forastero con objeto de sacarte algunas perrillas, y que la conducción es en general muy temeraria, pero no es menos cierto es que los marroquíes resultan muy acogedores, con una gran simpatía y educación, y se esfuerzan enormemente en agradar al visitante, que la comida es muy buena, y que las ciudades (al menos las grandes) son muy parecidas a las occidentales.

En fin, ahora toca dormir como un oso, que el fin de semana es corto.
Nos vemos.

Estos contenidos se publican bajo una licencia de Creative Commons Licencia Reconocimiento-No comercial-Compartir bajo la misma licencia 3.0 España de Creative Commons

Aún no hay comentarios, ¡sé el primero!